El ex president de la Generalitat Carles Puigdemont reta directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde Bruselas: “Esperemos que el presidente Sánchez haga los deberes que tiene pendientes y aproveche el tiempo durante las vacaciones porque el periodo de gracia se acaba” para pasar así “de los gestos a los hechos”.

“No se puede querer los votos para convertirse en presidente y luego no actuar en consecuencia”, ha recalcado el ex president en su comparecencia junto a Quim Torra, en referencia al apoyo de los independentistas a la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa.

Carles Puigdemont ha dicho en su primera comparecencia tras volver a la capital belga después de cuatro meses que su viaje “no acaba aquí” y que irá “hasta el último rincón de Europa” en defensa de la “justa causa del pueblo catalán” y hasta que sean puestos en libertad todos los independentistas en prisión.

“Hoy es un día importante en el terreno político pero también en el emocional”, ha afirmado Puigdemont, que ha señalado que ha tardado “cuatro meses y cuatro días” en llegar a Bruselas, a donde viajaba cuando fue detenido en Alemania en cumplimiento de una euroorden que fue retirada el pasado jueves por el Tribunal Supremo, informa Efe.

Puigdemont ha comparecido junto al actual presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, así como con el resto de ex consejeros huidos y algunos nuevos miembros de la Generalitat, como Laura Borràs, Jordi Puigneró y Maria Àngels Chacón.

El líder socialista catalán Miquel Iceta ha cargado duramente contra este acto en Bruselas: “El Consell de la República no existe, es absolutamente irrelevante”.