Política

La crisis migratoria abre un nuevo frente político entre el PP y el Gobierno

La ministra de Trabajo llama "impresentable" a Pablo Casado por buscar la "confrontación" entre españoles e inmigrantes

La titular de Trabajo, Magdalena Valerio, al término de la última reunión del Consejo de Ministros.

La titular de Trabajo, Magdalena Valerio. EFE

El desbordamiento que sufre España por la llegada de migrantes a las costas andaluzas a cuenta del buen tiempo amenaza con abrir un frente político entre el PP y el Gobierno. El principal partido de la oposición critica el ‘efecto llamada’ de las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y éste censura el posicionamiento que Pablo Casado tiene ante este fenómeno.

El enfrentamiento ha subido este lunes un escalón después de que la ministra del Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, haya calificado de «impresentable» que haya políticos, entre los que ha citado al presidente del PP, Pablo Casado, que busquen la «confrontación» entre los españoles y los inmigrantes que llegan a España. Más dura se ha mostrado Consuelo Rumí, que ha comparado al líder de los populares con el ministro italiano de Interior, el ultraderechista Mateo Salvini.

«No es razonable salvo que quieran sumarse a las tendencias de otros políticos de países europeos», que ha calificado de «racistas y xenófonobos», ha subrayado la ministra, tras pedir a todos los partidos «sentido de Estado» en esta cuestión y asegurar que el Gobierno «está obligado a respetar los derechos humanos» de los miles de inmigrantes que están llegando este verano a las costas españolas.

Magdalena Valerio ha hecho estas declaraciones tras visitar el nuevo centro de atención temporal que se ha abierto hoy en Chiclana de la Frontera (Cádiz), con capacidad para atender a entre 600 y 700 inmigrantes y que gestiona Cruz Roja.

A este nuevo recinto están siendo trasladados este lunes los inmigrantes que, tras llegar a las costas de Cádiz y pasar los trámites policiales, necesitan unos días antes de continuar sus procesos migratorios, una atención que hasta ahora se ha ofrecido en polideportivos municipales.

La ministra de Trabajo llama «impresentable» a Pablo Casado por buscar la «confrontación» entre españoles e inmigrantes

Por su parte, el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha exigido este lunes desde la frontera de Ceuta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «que se implique» en la búsqueda de «soluciones» para el «problema de la inmigración irregular», que «deje de mirar hacia otro lado» y que abandone las «ocurrencias» y el «buenismo» que, según ha denunciado, están generando un «efecto llamada» que «sufren» singularmente las ciudades autónomas y las costas andaluzas.

En declaraciones a los periodistas tras recorrer parte del vallado fronterizo en compañía del coronel jefe de la Comandancia local de la Guardia Civil, José Luis Gómez Salinero, con quien ha llegado hasta el punto por el que el pasado jueves un grupo de 602 indocumentados accedió a Ceuta con «una virulencia desconocida», Rivera ha reclamado «más recursos, más agentes y más tecnología» para las Fuerzas de Seguridad que trabajan con medios «en muchos casos obsoletos».

Visita de Rivera a Ceuta

«Hay que ser responsables, regular la inmigración y no señalar más a los Cuerpos de Seguridad, pero echo en falta al Gobierno y a su presidente, que ni está ni se le espera aquí para encontrar soluciones», ha añadido el líder de Cs, que ha alertado de que si la presión migratoria no se reconoce como «un problema» España acabará «con los populistas gobernando».

Preguntado por el papel que corresponde en este asunto a la Unión Europea y a Marruecos, Rivera ha avanzado que pedirá a las instituciones comunitarias «más recursos y una política común» en materia de migraciones. Sobre el Reino alauita, ha asegurado que comprende su «necesidad» de más medios para «ayudar a parar a las mafias que trafican con personas» y ha abogado por la firma de nuevos acuerdos internacionales que propicien «inversiones en los países de origen».

Comentar ()