El colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, ha denunciado ante la Audiencia Nacional los dos homenajes a presos de ETA que se han producido esta semana en Vizcaya por considerar que en ellos se pudo haber cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. Además, el colectivo de víctimas solicita a la AN que investigue el papel jugado por el Ayuntamiento de Bilbao y la consejería de Interior del Gobierno Vasco por ceder un espacio público y autorizar su celebración, respectivamente, en el llevado a cabo este lunes.

Se trata de los homenajes brindados a los ex presos de ETA, Joseba Enbetia y Leire Etxebarria, que abandonaron la cárcel esta semana. En el caso de Etxebarria, que fue homenajeada ayer en Basauri, Vizcaya. Como es costumbre, durante el mismo además de los pasillos de honor, los abrazos y los aurreskus, se honró su figura, señala Covite y se les “jaleo por el único hecho de haber pertenecido a ETA”.

 

En la bienvenida dada a Enbetia en el barrio de Uribarri de Bilbao, Covite insta a la Audiencia Nacional a indagar el papel jugado por el Consistorio de la capital vizcaína, en manos del PNV. También solicita investigar así la actuación del departamento de Interior del Ejecutivo de Urkullu. Recuerda que en el caso del Ayuntamiento fue quien cedió la utilización del espacio público para que se llevara a cabo. A Interior le reprocha que autorizara la celebración del acto.

‘Kalera, kalera’

El etarra Joseba Enbetia fue homenajeado tras salir de prisión después de haber cumplido 23 años de condena por colaborador del ‘comando Vizcaya’ de ETA en el atentado que acabó con la vida del sargento mayor de la Ertzaintza, Joseba Goikoetxea.

Por su parte, Leire Etxebarria, recibida ayer en Basauri, abandonó la prisión de Algeciras tras 12 años y medio de cárcel tras ser condenada por la quema de un autobús provocando heridas de gravedad al conductor. El homenaje fue organizado por el movimiento ‘Kalera, Kalera’ impulsado por la izquierda abertzale en favor de la excarcelación de los presos de ETA. Covite ha denunciado a esta plataforma.

Covite recuerda que la celebración de este tipo de actos se ha incrementado de modo importante este año. En lo que vamos de 2018 ya han tenido lugar 46 homenajes a presos de la banda, frente a los 48 que se documentaron en todo 2017. A ellos se suma la aparición de pintadas, y otro tipo de actos de enaltecimiento del entorno de la banda y que Covite cifra en 146 en estos meses de 2018.
El colectivo considera que es urgente aplicar “políticas de prevención de la radicalización en el País Vasco y Navarra”. Subraya que es esencial para que las nuevas generaciones no tomen como “ejemplo a seguir” a terroristas “sanguinarios orgullosos de su pasado”.

Humillación de víctimas

Covite ya presentó una nueva denuncia el pasado 31 de julio ante la Audiencia Nacional el homenaje celebrado para recibir al etarra Ramón López Abetxuko en Vitoria. Una denuncia en la que las víctimas del terrorista, condenado por el asesinato de sus padres, solicitaron declarar para declarar sentirse humilladas por el acto de bienvenida ofrecido al terrorista.

Durante todo el verano se han multiplicado los actos y movilizaciones en apoyo a los presos de ETA. Desde la izquierda abertzale se han puesto en marcha iniciativas para reclamar no sólo su acercamiento a cárceles del País Vasco sino también reclamando su amnistía y excarcelación “sin condiciones”.