Momentos de tensión en la Plaza de Cataluña durante los homenajes  a las víctimas de los atentados del pasado año en Barcelona. Un grupo de manifestantes independentistas, con carteles en contra de la presencia del Rey Felipe en la Ciudad Condal, han increpado a otro grupo que portaban banderas españolas. El incidente, con momentos de tensión en el que han llegado a las manos, ha obligado a intervenir a los Mossos d’Esquadra para apaciguar los ánimos.

En un acto paralelo al oficial, más de 500 personas convocadas por los Comitès de Defensa de la República (CDR) han marchado este viernes por La Rambla de Barcelona en solidaridad con las víctimas del 17A y contra la presencia del Rey Felipe VI en la ciudad.  Los manifestantes han recorrido La Rambla silenciosamente desde la estatua de Colón hasta el mosaico de Joan Miró, donde han leído un manifiesto de recuerdo a los afectados y de rechazo a las políticas que financian el terrorismo, y han depositado la pancarta que encabezaba la marcha: ‘Del pueblo x el pueblo’.

Han calificado a las autoridades y al Rey de «fariseos» y han rehusado compartir su homenaje, además de rechazar la relación de la monarquía con Arabia Saudí, «que financia el terrorismo», han dicho.

En las pancartas han exigido «la verdad» en las investigaciones del atentado y explicaciones respecto a la presunta vinculación del imán Es-Satty con el Estado.

Entre los lemas exhibidos, se han podido ver ‘Cataluña no tiene Rey’; ‘Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas’; ‘Sus guerras, nuestros muertos’ y ‘Víctimas del 17A, no os olvidamos’.