La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha mostrado a favor de que la ex consellera Dolors Bassa pueda salir de la prisión de Puig de les Basses para una visita «puntal». El motivo sería ver a su madre que con 85 años acaba de ser sometida a una operación de cadera, según adelanta El Español.  Sería la primera ex conseller encarcelada que obtendría un permiso penitenciario.

Según publica también este medio, la Junta de Tratamiento de la prisión de Figueras también ha realizado un informe positivo del permiso extraordinario, sobre el cual tiene previsto decidir este viernes la sala de vacaciones del Tribunal Supremo.

La defensa realizó este miércoles la solicitud tanto en el centro penitenciario de Puig de les Basses, que ha avalado el permiso en una reunión extraordinaria, como también en el Supremo. Aún no ha recibido ninguna notificación del tribunal sobre si acepta que salga momentáneamente de la prisión, apunta el diario Ara.

Este miércoles, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la visitó en la cárcel con la que compartió “una visión feminista de la política que ninguna prisión podrá detener”, recogió Europa Press.  Colau y Bassa hablaron de diversos asuntos, como de “la cárcel, de cómo encara el juicio, de la situación política y de cómo hacer puentes más allá de discrepancias”, entre otros, ha explicó la alcaldesa en Twitter.