Urkullu levanta ampollas en el independentismo catalán. Junts per Catalunya (JxCat) ha advertido este miércoles de que Cataluña y Euskadi son «realidades distintas» con estrategias políticas diferentes y ha llamado a «evitar iniciativas no consensuadas que puedan ser usadas por el Estado». Estas declaraciones llegan días después de que el presidente vasco, Íñigo Urkullu, visitara en prisión solo a Oriol Junqueras y no a otros políticos encarcelados, lo que ha causado «malestar y sorpresa» entre los independentistas catalanes.

Durante el primer Consejo del nuevo curso político este martes Urkullu reflexionó sobre la situación en Cataluña. El lehendakari hizo un llamamiento a «hacer todo lo posible para rebajar la tensión» y lamentó «la judicialización de la política y la politización de la justicia, un enredo en el que estamos permanentemente y que no contribuye a la convivencia y la cohesión». Además, sugirió que excarcelar al ex vicepresidente catalán y líder de ERC Oriol Junqueras, así como a otros políticos catalanes presos, podría favorecer la «distensión» y mejorar la «cohesión social» en Cataluña.

Tras estas afirmaciones, según informa Efe, fuentes de Junts per Catalunya han explicado que «Cataluña y Euskadi son realidades diferentes con estrategias políticas diferentes y, por lo tanto, hay que respetar la política y los actores de cada territorio, sin interferencias no consensuadas entre unos y otros» ya que podrían «ser utilizadas por el Estado para intentar debilitar o dividir al independentismo», por lo que han subrayado que la «unidad de acción es la clave del éxito que garantiza la mayoría política y social independentista en Cataluña».

No es la primera vez que el lehendakari intenta mediar en el debate catalán, ya lo hizo «sin éxito» el pasado octubre, según han recordado las mismas fuentes de la formación independentista quienes han expresado asimismo su «malestar y sorpresa» por la visita de Urkullu únicamente a Junqueras a la cárcel de Lledoners, especialmente por  la «relación personal y política» que el mandatario vasco tiene con otros políticos en prisión, «muy particularmente» con el ex conseller de Presidencia de la Generalitat Jordi Turull», han señalado desde JxCat.

Llamada entre Urkullu y Torra

Tras una llamada entre Urkullu y Torra, la Lehendakaritza ha querido salir esta tarde al paso de «las interpretaciones» que se están haciendo de «los movimientos» de Urkullu, para apuntar que «es evidente que los mismos son a requerimiento de quien así lo considere y solicite (en alusión al líder de ERC), con planteamientos que se mantienen en la discreción».

Tras señalar que «la realidad no siempre se corresponde con opiniones y elucubraciones publicadas», ha aclarado que el Lehendakari «no va desistir en su empeño de ayuda desde la buena fe y no va a entrar en polémicas interesadas» que se pretenden fomentar por quienes quieren «retroalimentar sus propias posiciones».