Política

La traductora de la demanda de Puigdemont: "No alteré las palabras de Llarena"

La traductora asegura que realizó su trabajo bajo juramento y siguiendo fielmente el texto original que le llegó y que no contenía ninguna manipulación

Carles Puigdemont

Carles Puigdemont, en una imagen de archivo

Tras salir a la luz pública la alteración de las palabras del juez Pablo Llarena, la traductora oficial jurada, Delia S.B., en declaraciones a la Cadena Ser, ha asegurado que se limitó a traducir del francés al español el texto que le enviaron los abogados de Puigdemont en Bélgica.

Dado que es en la versión definitiva de la demanda presentada en francés ante los tribunales de Bruselas donde aparecen cambiadas las declaraciones del magistrado, la alteración de las declaraciones de Llarena no habrían sido redactadas por la traductora sino por los abogados belgas. En cuyo caso, la atribución que hace Puigdemont sobre la posible vulneración de sus derechos a la presunción de inocencia y al honor carecerían de legitimidad. Mientras que si la defensa de Puigdemont fuera conocedora de la “infidelidad de la traducción”, la investigación por estafa procesal -delito tipificado en la Constitución española- no sólo podría afectar al ex president sino también a sus abogados.

En la versión española de la demanda, la traductora mantuvo el condicional de las palabras del juez Llarena «si es que ha sido así» y no como aparece en la denuncia es “peu importe ce qui peut avoir été la motivation qui a conduit a des personnes à les commettre, et oui c’est ce qui s’est produit, il faut faire une enquête”, es decir: “Con independencia de cuál haya sido la motivación que les haya llevado a cometerlos, como en efecto sucedió, tienen que ser investigados”. Lo que era una hipótesis en condicional aparece en la denuncia como una afirmación taxativa alterando el sentido de las palabras pronunciadas por el instructor del ‘procés’.

Esa traducción en francés fue enviada por correo electrónico a la firma de traductores donde trabaja Delia S.B., cuya firma aparece solo en la versión española de la demanda, quien asegura que realizó su trabajo bajo juramento y siguiendo fielmente el texto original que le llegó y que no contenía ninguna manipulación.

Te puede interesar

Comentar ()