Política

Los Mossos espiaron a la Policía el 1-O por orden de Trapero: "Lo necesita ya"

Los mandos de los Mossos crearon chats secretos en los que ordenaban a sus agentes ir a los lugares donde actuaban Policía y Guardia Civil

logo
Los Mossos espiaron a la Policía el 1-O por orden de Trapero: "Lo necesita ya"
Trapero, saliendo de la Audiencia Nacional tras declarar la primera vez ante la juez Lamela junto al hoy mayor del Cuerpo.

Trapero, saliendo de la Audiencia Nacional tras declarar la primera vez ante la juez Lamela junto a Ferran López. EP

Resumen:

El papel de los Mossos d’Esquadra en el referéndum ilegal del 1-O desató una guerra policial entre el cuerpo autonómico y la Policía y Guardia Civil. Las instrucciones que recibieron de no intervenir durante las votaciones fueron acompañadas por un dispositivo de espionaje de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los altos mandos de los Mossos usaron una red secreta de mensajería telefónica para informar de las posiciones, dispositivos y actuaciones de los agentes policiales por petición expresa del ex mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, hoy encausado por su actuación aquella jornada, según informa el periódico El Mundo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Sabadell, que investiga la actuación de la policía autonómica por un delito de desobediencia, detectó la creación de tres chats de mensajería por parte de los responsables del cuerpo autonómico. En estos canales ordenaron a sus agentes volcar información valiosa como los lugares y el número de agentes desplegados, su actuación, preferiblemente acompañada con «imágenes», y los «indicentes que se hayan producido con intervención de Policía y Guardia Civil», según detalla el mismo medio. Esta información no revestía carácter oficial y no quedó registrada en los arquivos del cuerpo, a diferencia de las emisoras de radio que utilizaron ese día.

Uno de los grupos intervenidos por el juez estaba bautizado como «Sala de crisis del CECOR (Centro de Coordinación Operativa)» apunta directamente a Trapero como el responsable de estas comunicaciones. «[La comisaría de ] Información necesita incidentes […]. Lo necesita para dentro de un minuto o dos […] Lo ha pedido [Josep Lluís Trapero] y lo necesita para ya», señalaba un mensaje enviado el 1 de octubre a las 11.18 horas. La existencia de estos chats fueron ocultados al juez, según un informe elaborado por la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil este mes, según relata El Mundo. Estos chats no fueron entregados a las autoridades judiciales pese a ser requeridas todas las comunicaciones internas mantenidas en la jornada del 1 de octubre.

En otra de las conversaciones un agente relata que le han ordenado dirigirse a un punto donde se está produciendo una actuación de la Guardia Civil «para informar» para que trasladen la información al chat, «incluidas imágentes». En estos chats los agentes de los Mossos también fueron informando de la situación de los consellers que habían acudido a los centros de votación.  En otra de las conversaciones una agente del Servicio de Información ordenó «contabilizar todas las actuaciones que ha hecho la Policía Nacional».

Según informa el mismo medio, el juez habría dictado un audio en base a esta información por la que pide a Trapero que «facilite el acceso y volcado de comunicaciones que se desarrollaron entre las 00.000 horas y las 23.59 horas» del 1 de octubre de 2017, en referencia a estos chats secretos.