Quim Torra no está dispuesto a aceptar una sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas procesados por el 1-O y la declaración de independencia, y hoy ha ido un paso más en ese rechazo preventivo al pedir a los catalanes movilizaciones masivas si se confirma la condena. Incluida una huelga general con el objetivo de “parar la economía”.

El presidente de la Generalitat ha hecho estas afirmaciones en TV3, donde ha sido entrevistado un día antes de la conferencia con la que marcará sus objetivos de gobierno y el calendario del próximo otoño. Una conferencia que Torra ha preparado en los últimos días con su antecesor, Carles Puigdemont, en Waterloo, cuyo contenido ha consultado también con los líderes independentistas recluidos en la prisión de Lledoners por orden del Tribunal Supremo.

En ese texto, el líder catalán podría anunciar la intención de “abrir las cárceles” en las que cumplen prisión preventiva los presos independentistas, según avanza La Razón. En las últimas semanas Torra ha insinuado repetidamente su intención de desobedecer una eventual sentencia condenatoria, aunque hoy ha asegurado que la respuesta debe orquestarse desde el Parlament.

De hecho, la Generalitat podría promover la semilibertad de los líderes independentistas procesados por el Supremo tras la sentencia del alto tribunal, tal como adelantó El Independiente. Una maniobra que permitiría al actual Govern dejar de aparecer como el “carcelero” de los responsables del 1-O.

Torra ha defendido que “el 80% de los catalanes está en contra de la represión” que a su juicio supondría una sentencia condenatoria, y ha emplazado a partidos y organizaciones a orquestar una respuesta conjunta en la línea de la que se produjo tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de 2006.

“Sánchez sabrá qué es lo que puede hacer para que esta situación se revierta” advierte Torra en relación a la postura de la Fiscalía en el juicio del 1-O

En este contexto, el president ha insistido en que “no negociaremos sobre los presos porque así nos lo han pedido”, en relación a su próximo encuentro con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Pero ha apuntado que “Sánchez sabrá qué es lo que puede hacer para que esta situación se revierta, puede hacer mucho y es o que le estamos pidiendo”.

Que se vean las diferencias con Rajoy

“Si realmente hemos entrado en nueva era de relaciones,” ha señalado Torra,  “hay que resolver el problema político con política”. El presidente catalán ha lamentado, en este contexto, que las últimas decisiones del Gobierno, como el rechazo a la recuperación de las “embajadas” catalana -“porque falta no sé qué papel”- o la decisión de la Fiscalía de abrir una investigación a los Mossos por su actuación en la polémica de los lazos no ayudan.

“Siempre vale la pena” reunirse con el Gobierno, ha asegurado en referencia al encuentro que espera mantener con Sánchez en Barcelona “en torno a octubre”. “Espero esa segunda reunión para ver en qué se concreta el cambio que supone Sánchez en el Gobierno de España respecto a Rajoy, nos urge conocerlo”.

Diferencias con ERC

Torra se ha referido además a las divergencias con ERC, que insistirá en buscar un acuerdo con el Gobierno para un referéndum pactado a largo plazo, sin posturas unilaterales, según apuntan hoy diversos medios independentistas.

“Espero que ERC suscriba” el plan de gobierno que mañana concretará en su conferencia, ha apuntado tras señalar que ha compartido parte de sus contenidos con el vicepresidente del Govern y líder de la formación, Pere Aragonés.

“Me consta que ERC está pensando en una estrategia”, ha reconocido, “nosotros también, la CUP, y Omnium” ha apuntado para restar importancia a los movimientos de sus socios de gobierno, a los que ha exigido unidad para dar una respuesta firme a la sentencia del Tribunal Supremo.