El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y adjunto a la Presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha pedido este sábado en una entrevista con Catalunya Ràdio «presionar al máximo para que el Estado tenga también un coste» de los juicios al anterior Govern y a otros líderes soberanistas. Estas declaraciones las realiza el vicepresident a modo de advertencia, ya que se refiere, como ha dicho más adelante, al prestigio internacional del país.

«Cuando en Turquía hay una sentencia contra periodistas o políticos, quien sufre es Erdogan en términos de prestigio internacional», por lo que ha advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que puede acabar aectado por el resultado de la causa abierta en el Tribunal Supremo. «Él entra dentro del pack» si España «maniene una línea represiva lcontra un independentismo pacífico y democrático».

«Mesa de negociación»

Aragonès ha asegurado que la independencia de Cataluña llegará «con una mesa de negociación», pero ve necesaria una mayoría más amplia para generar las condiciones que la propicien. «En algunos casos, esto ha sido más acelerado porque el estado matriz estaba en descomposición, como la Unión Soviética o Yugoslavia, o porque había un apoyo internacional de grandes potencias como los Estados Unidos», ha argumentado.

Es por ello que ha apelado «a los grandes consensos del 80%», en referencia a la apuesta por un referéndum en Cataluña, al rechazo a la acción judicial contra el independentismo y a la apuesta por la república por delante de la monarquía, que defiende que comparten cuatro de cinco catalanes. Aragonès fue uno de los cargos no cesados durante la aplicación del artículo 155 en Cataluña, ya que él era secretario de Economía.