Un referéndum en España para decidir sobre la continuidad de las corridas de toros y eliminar cualquier subvención pública destinada a estos espectáculos. Es lo que ha propuesto este viernes el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que en una entrevista en Telecinco ha reconocido su antipatía hacia el toreo y la caza. «No me gustan pero entiendo que no se pueden prohibir», ha esgrimido en ambos casos.

Iglesias reconoce que la caza «incluso puede tener efectos beneficiosos en algunos casos»

En primer lugar ha sido preguntado sobre la caza, donde ha preferido no posicionarse claramente. «No me gusta la caza», ha comenzado, señalando la imposibilidad de su prohibición porque «incluso puede tener efectos beneficiosos en algunos casos», aunque ha dicho ser incapaz de «coger una pistola y matar un animal».

Más claro se ha mantenido respecto a los toros, en el que ha lanzado la propuesta de un referéndum a distintos niveles territoriales para regular su continuidad. «Los toros no me gustan pero no se pueden prohibir por decreto», ha comenzado. «Creo que habría que preguntar a la gente, habría que ser demócrata».

«Lo primero que habría que hacer es no subvencionar los toros con dinero público y a partir de ahí hay que democratizar en pueblos, territorios o, por qué no, en el territorio nacional» para decidir si a los españoles «les gusta o no les gusta». En este sentido, en un tono «dulcificado», como el propio Iglesias ha reconocido, ha asegurado: «No me gustan pero no puedo imponer mi criterio».