«El Gobierno ha improvisado demasiado». Pablo Iglesias se refería así a la reforma constitucional para eliminar los aforamientos que anunció Pedro Sánchez a principios de semana. El dirigente ha criticado la propuesta de Gobierno, dentro de la dinámica de una de cal y otra de arena que ha adoptado en los últimos días. El líder de Podemos hace equilibrismos para apoyar a  Sánchez al tiempo que lanza exigencias a Moncloa para ejercer de oposición útil.

Es lo que ha ocurrido en el caso del fin de los aforamientos. Podemos mantiene que no apoyará el fin de este privilegio que propone el Gobierno si no se incluye el fin del aforamiento de la Casa Real. Iglesias considera que Sánchez se precipitó en su anuncio, y opina que «cuando se trata de cambiar la Constitución no hay que sacar conejos de la chistera en una semana». Además, apunta a que en caso de plantear una reforma de este tipo «lo lógico es sentar ea todas las fuerzas políticas y hablar de las propuestas», según ha declarado en una entrevista en Telecinco.

Quizá se ha dulcificado el tono», dice Iglesias, «pero seguimos siendo duros marcando distancias»

El líder de Podemos ha rebajado el tono en los últimos días, en los que ha defendido al ejecutivo en algunas cuestiones y ha criticado otros aspectos con el fin de sacar rédito de su posición de aliado de Gobierno. Preguntado sobre este nuevo papel, Iglesias ha reconocido un cambio, aunque lo reduce únicamente a lo formal. «Quizá se ha dulcificado el tono»; ha admitido Pablo Iglesias, que ha añadido que «cuando tenemos que decir ‘no’, decimos que no».

«Exigimos la dimisión de la ministra de Sanidad igual que la dimisión del ministro de Cultura«, se ha justificado el líder de Podemos, que también ha recordado su oposición a la venta de armas a Arabia Saudí después de la rectificación del ejecutivo en este punto. «Seguimos siendo muy duros y muy claros a la hora de marcar distancias», ha continuado el dirigente, que ha aprovechado para lanzar una promesa electoral: «Cuando nosotros gobernemos no se venderán armas a Arabia Saudí».