La diputada del PP Beatriz Escudero, que este miércoles ha protagonizado un duro enfrentamiento con Gabriel Rufián, de ERC, al que ha llegado a llamar “imbécil“, ha pedido amparo a la Mesa del Congreso de los Diputados ante lo que considera una situación de indefensión. “Me he sentido humillada y despreciada”, ha reconocido, en una declaración a periodistas en el Parlamento a la que ha ido acompañada por una veintena de diputadas del PP, entre las que estaban María Dolores de Cospedal o la portavoz Dolors Montserrat. Una comparecencia en la que también ha cargado con las dirigentes de PSOE y Podemos que, a su juicio, se han “puesto de perfil”.

La tensión ha estallado el mediodía de esta martes en la comisión Bárcenas en la que comparecía el ex dirigente popular Francisco Álvarez-Cascos. Rufián se ha referido a Escudero, que se encontraba sentada junto al compareciente por su condición de vicepresidenta de comisión, como “la palmera que tiene usted al lado”. Un calificativo que ha despertado las protestas de la diputada del PP, que ha pedido amparo al presidente mientras Rufián, supuestamente, le guiñaba un ojo. “No me guiñes un ojo, imbécil”, le ha espetado al diputado catalán. “Si la Mesa no me ampara, abandono la comisión”, ha asegurado Escudero poco antes de salir de la sala, a la que ha vuelto tras la intervención del dirigente independentista.

Parece que ser mujer del PP es de inferior categoría”, critica Escudero

Horas más tarde del encontronazo, y algo mas sosegada, la diputada ha dado una rueda de prensa en el Congreso en la que ha criticado la inacción del presidente de la comisión, el siputado canario Pedro Quevedo, y del resto de políticos que no actuaron en la escena. “Ha humillado a todas las mujeres”, ha criticado Escudero, que considera que “se han traspasado muchas líneas rojas”. “Pedimos respeto”. “Ninguna mujer es ni una palmera ni un florero, y así me he sentido cuando me lo ha dicho”, ha continuado, antes de anunciar su petición de amparo formal a la Mesa de los Diputados presidida por Ana Pastor para que tome medidas contra ese tipo de situaciones.

También ha dado un tirón de orejas a la diputada socialista Isabel Rodríguez y la morada Noelia Vera, presentes en la comisión en el momento de los hechos. En este sentido, ha criticado que “compañeras de PSOE y Podemos se han callado” y ha denunciado que “parece que el hecho de ser mujer del PP es de inferior categoría”. Durante el enfrentamiento, Escudero ya afeó la “actitud sexista”, y Vera le respondió con un “a mí no me meta en este lío”. “Me han dicho que no les metiera en líos. ¿Es que somos inferiores las mujeres del PP?”.

Escudero ha pedido al grupo de ERC en el Congreso que moderen a su portavoz. Sobre la petición de Rufián para retirar el adjetivo “palmera” en el Congreso, ha asegurado que “el guiño de ojo no lo ha retirado” y que “no me ha pedido disculpas”.