La dirección general de Emergencias del Govern balear ha precisado este viernes que el niño desaparecido en las torrentada del Levante de Mallorca tiene 8 años, y no 5 como se había difundido en los últimos días.

Fuentes del dispositivo de búsqueda han confirmado a Efe que el niño tiene 8 años y que quien tiene 5 años es su hermana, que sí se encuentra bien al ser sacada a tiempo del coche por su madre. La mujer fue hallada sin vida el miércoles en el interior del vehículo.

El niño está en paradero desconocido desde que en la tarde del martes el coche en el que viajaba con su familia fuera arrastrado por el agua del torrente de Ses Planes. La búsqueda continua ahora en Son Carrió, un núcleo urbano del municipio de Sant Llorenç, con algunas esperanzas después de que fueran encontrados efectos personales del niño en la zona.

12 víctimas mortales

Los equipos de rescate han encontrado el cadáver de una mujer, posiblemente una turista alemana, en el municipio de Artà, por lo que ascienden a doce las víctimas mortales de la tromba de agua que afectó el pasado martes a la zona del Llevant de Mallorca.  La Guardia Civil ha confirmado este último hallazgo y baraja la posibilidad de que el cadáver sea Petra Kircher, de 63 años edad.  La turista viajaba por la zona de Artà con su marido, de 61 años en su coche cuando fueron sorprendidos por la lluvia torrencial.

Tres de las cinco personas que permanecían desaparecidas tras las inundaciones de Sant Llorenç (Mallorca) han sido halladas con vida por los servicios de emergencias.

El desbordamiento del torrente de Sant Llorenç fue ocasionado por las lluvias de más de 200 litros por metro cuadrado acumuladas en la tarde de ayer al este de Mallorca. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha trasladado a la zona para visitar a los afectados. En el área trabaja desde la pasada madrugada la Unidad Militar de Emergencias del Ejército, que ha trasladado un centenar de efectivos, ocho vehículos, una embarcación, tres helicópteros y tres perros de rastreo.

Hasta 11 cadáveres han sido encontrados en los municipios de s’ Illot, Arta y Sant Llorenç, la localidad más afectada por las lluvias torrenciales. El exalcalde de Artà Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011.

Entre las víctimas mortales figuran también dos británicos -cuyas identidades por el momento se desconocen- que viajaban anoche en un taxi cuando la fuerte corriente de agua provocada por el desbordamiento de un río atrapó el vehículo en la localidad de Sant Llorenc des Cardassar.

Zona de emergencia

El Gobierno ya ha iniciado los trámites para declarar la zona donde ocurrieron las graves inundaciones en Mallorca como área “afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil” con el fin de agilizar las ayudas económicas que recibirán los damnificados.

Lo ha confirmado tras la reunión del Consejo de Ministros la ministra portavoz, Isabel Celaá, quien ha comenzado la rueda de prensa posterior a la reunión expresando la solidaridad y apoyo del Gabinete hacia todos los afectados por las inundaciones.

Celaá ha expresado la “cercanía” del Ejecutivo hacia todos los familiares de las víctimas y a los afectados por el “duro golpe” que han recibido.

Un amplio dispositivo de profesionales de diferentes cuerpos y voluntarios participa desde ayer en las labores de búsqueda y en las tareas de desescombro de las viviendas y locales afectados por la riada.