El ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha defendido la labor de los banqueros en una conversación privada que tuvo lugar durante su comida de despedida en Santa Pola (Alicante), donde el pasado junio ocupó su plaza de registrador de la propiedad tras dejar la presidencia del Gobierno.

 

«Todo el mundo los critica y yo no; sin ellos la economía funcionaría muy mal», asegura Rajoy durante la comida, según informa la Cadena Ser. «Si esto se estuviera grabando, que seguro que sí, me van a dar hasta en el carnet de identidad», remacha el ex presidente del Gobierno.

Según se publicó el pasado 21 de septiembre en el BOE, tras su paso por Santa Pola Rajoy consiguió plaza en el Registro de Mercantil número 5 de Madrid. Entre los 46 traslados publicados, Rajoy ocupaba el puesto número 3.