El Parador de Plasencia ha retirado este lunes la placa en la que figuraba el nombre de Rodrigo Rato para no perpetuar el recuerdo del ministro de Economía y Hacienda cuando se inauguró el establecimiento cacereño, a punto de ingresar en prisión después de que el Tribunal Supremo haya confirmado la condena de cuatro años y seis meses de prisión por un delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid.

Desde hace casi dos décadas, una placa en bronce situada a la entrada del parador recordaba el día en que el hotel -ubicado en un convento del siglo XV- abrió sus puertas. Bajo el escudo de España podía leerse la siguiente inscripción: “Siendo vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda el Excmo. Sr. D. Rodrigo Rato y Figaredo y secretaria de Estado de Comercio, Turismo y de la Pequeña y Mediana Empresa la Exma. Sra. Dña. Elena Pisonero Ruiz se inauguró este Parador de Turismo. Plasencia, 16 de febrero de 2000”. Rato no estuvo presente en dicho acto, según fuentes de los trabajadores.

Desde primera hora de la tarde de este lunes, la placa está ya fuera de la vista de clientes y trabajadores sin necesidad de que la plantilla entregara a la dirección del parador las firmas con las que querían instar su retirada después de que el alto tribunal confirmara que Rato tendrá que ingresar en la cárcel antes del 25 de octubre. El ex presidente de Bankia tiene otros procedimientos judiciales abiertos pendientes aún de ser juzgados.

La dirección del establecimiento cacereño ha ordenado este lunes la retirada de la placa mientras los trabajadores recogían firmas

En el escrito, al que se había adherido ya la mitad del personal en cinco días de recogida de firmas, los empleados calificaban de “intolerable” que un antiguo cargo público “condenado por corrupción” por el Supremo “quede inmortalizado en un edificio de la Red de Paradores”, al tiempo que hacían constar que ese malestar ya lo habían manifestado incluso “algunos de nuestros clientes”.

Detalle de la placa con el nombre de Rodrigo Rato.

Detalle de la placa conmemorativa de la inauguración del Parador de Plasencia, en febrero de 2000, con el nombre de Rodrigo Rato.

Ese rechazo lo dejó escrito una persona identificada como ‘Rosa M.’ el 26 de abril de 2016 en los comentarios que el Parador de Plasencia muestra en su web, como ha comprobado El Independiente: “Quería expresar mi malestar porque a la entrada del parador tienen una placa conmemorando y elogiando al delincuente Rodrigo Rato y con la misma el año pasado por guardar la moto en el parking nos cobraron 6 euros y este 13,5, cuando en cualquier hotel y otros paradores nos dejan guardar la moto en cualquier rincón. Estamos pensando muy seriamente en otras opciones que nos traten mejor. Un saludo”.

El delegado de CGT, Gonzalo Ramos, ha mostrado la satisfacción de la plantilla por la decisión del director de retirar la placa, cuya continuidad -sostiene- era una “mancha” para el nombre de este parador. “Si no se hubiera hecho nada estaríamos perpetuando su nombre”, ha declarado a este diario.

La retirada de la placa con el nombre de Rodrigo Rato ya la planteó a finales de julio de 2015 el grupo municipal de Plasencia en Común, que entendía que esta medida era indispensable “para que no se ligue a Plasencia con una de las figuras que ingenió una de las tramas de corrupción más importantes de los últimos años”.

Así lo planteaba en un escrito el concejal Abel Izquierdo, que volvió a demandarlo después de que el ex ministro de Aznar fuera condenado por la Audiencia Nacional a la pena de cuatro años y seis meses de prisión: “A quien hace mención la placa no es otra cosa que uno de los exponentes máximos de la corrupción en este país. Nos avergüenza que el buen nombre de la ciudad de Plasencia esté relacionado directa o indirectamente con dicho personaje”.