Las cifras de desempleo en Euskadi han dejado esta semana dos buenas noticias y una preocupación. Entre las dos primeras la más relevante es el descenso en el desempleo que sitúa el paro en el País Vasco en el 9,4% según la tasa de Población Activa, cinco puntos por debajo de la media en el conjunto de España. El segundo dato positivo es que por primera vez el desempleo entre las mujeres es inferior al de los hombres. Así, si entre ellas el paro se sitúa en el 9,1% mientras que los varones arrastran un paro del 9,7%.

Se trata de tasas muy alejadas de las que se alcanzaron en el momento más grave de la crisis. Así, a finales de 2013 las mujeres vascas padecían un desempleo que casi duplicaba al actual, con un 17,1% de paro y mayor al de los hombres, que hacían frente a un 15.7%. En ambos casos sin embargo, la evolución ha sido mucho más positiva que la detectada en el resto del país. Así, la media de desempleo de las mujeres en España es hoy del 16,2% y a finales de 2013 superaba levemente el 26%. En el caso de los hombres, el paro en España ronda de media el 13,1%, cuando hace cinco años rebasaba por poco el 25%.

Este mejor comportamiento laboral entre las mujeres se explica fundamentalmente por la buena evolución del sector servicios, que es el que está tirando del empleo. Las conclusiones figuran en el Informe Laboral de Euskadi correspondiente al tercer trimestre de 2018 que realiza la Fundación Iseak, dirigida por la catedrática de la Facultad de Economía y Empresa, Sara de la Rica.

Respecto a la preocupación que también se oculta detrás de los últimos indicadores laborales conocidos en Euskadi, destaca que se constata que en gran medida la caída del paro se debe no tanto a un incremento en la creación de puestos de trabajo sino a una caída en el número de población activa, bien por haber abandonado la franja de trabajadores activos o bien por haber dejado de buscar empleo.

La cifra global del 9,4% de tasa de desempleo en Euskadi supone haber alcanzado ya el objetivo del 10% marcado por el Gobierno vasco para el conjunto de la legislatura. De la Rica subraya que la mejora producida se produce casi “exclusivamente” entre las mujeres y en particular en el sector servicios, donde se ha constatado un repunte de 24.000 empleos frente a la caída en 8.000 del sector industrial, eminentemente masculino. En su análisis refleja además otro indicador positivo que es un mejor comportamiento entre los jóvenes menores de 25 años. Casi un tercio de los 17.000 nuevos empleos creados en el último año en Euskadi fueron ocupados por jóvenes.