PolíticaCOMPARECENCIA EN LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL SENADO

Otra cuñada de Susana Díaz trabajó en una empresa que recibió ayudas de la Junta

El Partido Popular denuncia en la Cámara Alta que cuatro familiares de la presidenta andaluza fueron enchufados "por ser parientes" de quiénes eran / Díaz niega que el PSOE-A se haya financiado ilegalmente con los fondos para formación

logo
Otra cuñada de Susana Díaz trabajó en una empresa que recibió ayudas de la Junta
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su comparecencia este jueves en el Senado.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su comparecencia este jueves en el Senado. EFE

Resumen:

Aurora Moriche Ibáñez, hermana del marido de la presidenta de la Junta de Andalucía, también trabajó en una empresa que recibió subvenciones de la Administración andaluza. Es el cuarto familiar de Susana Díaz conocido que estuvo empleado en sociedades beneficiadas por fondos públicos, junto a su esposo (José María Moriche) y otros dos cuñados.

El PP ha desgranado durante la comparecencia este jueves de la jefa del Ejecutivo andaluz en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos políticos constituida en el Senado los casos de familiares de Díaz ‘enchufados’ por los cargos que ésta ha venido ocupando, mientras otro “millón y medio” de andaluces “al menos igual de preparados” se encontraban “en la cola del paro”.

Hasta ahora había trascendido que  su marido y dos cuñados (Felipe Gallardo y Anaís García) habían sido contratados por UGT-A o por el Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) de UGT, receptoras de subvenciones para impartir cursos de formación investigadas por los tribunales. Así, la nómina de José María Moriche se cargó a 102 cursos financiados por la Junta de Andalucía.

El senador popular Luis Aznar ha revelado que otra cuñada de Susana Díaz (Aurora Moriche) trabajó para una empresa dedicada a la recogida de aceites domésticos usados -Biodiésel Andalucía 2004- que recibió una ayuda de 900.000 euros de la Junta de Andalucía y otra de 300.000 euros de la Diputación de Sevilla, administración también gobernada por el PSOE.

El marido y tres cuñados de Susana Díaz trabajaron en empresas beneficiadas por ayudas de la Junta andaluza

El nombre de la hermana de Moriche figuraba en el listado de 46 nombres que la Diputación de Sevilla -según Aznar- ‘recomendó’ a la empresa antes del otorgamiento de la ayuda para que fueran contratados y en el que había otros familiares de militantes socialistas (como el marido de la delegada de la Junta en Sevilla). Aznar ha llamado la atención sobre el hecho de que en dicho documento figura la anotación manuscrita “facha” junto al nombre de una licenciada en Comunicación que finalmente no fue seleccionada.

Lista de "recomendados" por la Diputación de Sevilla

Lista de “recomendados” por la Diputación de Sevilla

Susana Díaz ha reconocido que su cuñada trabajó “recogiendo aceite con un carrito por las casas”, pero ha asegurado que desconoce cómo fue contratada y el tiempo que estuvo empleada en Biodiésel Andalucía. El PP ha anunciado que llevarán el caso a los tribunales.

“En mi familia no hay enchufados, hay trabajadores honrados”, ha respondido la presidenta andaluza, que ha bromeado sobre su marido: “La criatura lo único que ha hecho ha sido casarse conmigo. ¿Le parece poco pecado?”.

Lista de "recomendados" por la Diputación de Sevilla

Lista de “recomendados” por la Diputación de Sevilla con las anotaciones ‘facha’ y ‘embarazada’.

El senador popular deque no tiene dudas de que los familiares de la baronesa alcanzaron esos puestos de trabajo “por ser pariente” de quiénes eran. “Su marido estaba ahí en los cursos y en torno a esas ayudas se teje el gigantesco caso de corrupción y de financiación ilegal”, ha afirmado Aznar, que ha recordado que ayudas con las que se pagaron las nóminas del esposo de Díaz han sido objeto de expedientes de reintegro al incluir en la justificación gastos que la normativa excluía expresamente.

Su marido, un “currante”

En tono victimista, la presidenta de la Junta de Andalucía ha recordado que su marido -al que se ha referido como un “currante” y al que ya llamó “tieso” cuando acudió a la comisión de investigación del Parlamento andaluz- tenía un sueldo como auxiliar administrativo en UGT-A de entre 700 y 1.200 euros al mes y ha dicho que a su casa “no llegan Jaguar” y el “confeti de los cumpleaños” los paga ella, en irónica alusión a los regalos que cargos del PP recibieron de la trama Gürtel.

Díaz ha dicho que el PP tiene que estar “bastante desesperado” por traer a colación familiares que dejaron de trabajar en empresas que tenían relación con la Junta de Andalucía antes de que ella llegara a la Presidencia en septiembre de 2013 y ha pedido a los populares que “dejen de difamar” a su familia. “Me miro al espejo y veo a una presidenta decente y honesta. Puedo mirar a los ojos a los andaluces”, ha mantenido.

Díaz remite al Portal de Transparencia al senador del PP cuando éste le ha requerido datos concretos

En una sesión larga (ha durado cinco horas y media) y muy bronca, Díaz ha comparecido en la citada comisión de investigación en vísperas del inicio de la campaña de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, lo que ha llevado a la jefa del Ejecutivo andaluz a defender que su presencia se debe a su condición de candidata del PSOE a los próximos comicios autonómicos y no como presidenta de la Junta. La jefa del Ejecutivo andaluz ha calificado en varias ocasiones de “teatro” esta comisión de investigación, en la que sólo participan el PP y el Grupo Mixto por el abandono voluntario del resto de formaciones.

El momento más tenso se ha registrado cuando el senador popular le ha acusado -haciendo referencia a un testimonio recogido en el sumario del caso ERE– de haber hecho una llamada cuando estalló el escándalo y en la Consejería de Empleo se empezó a “romper papeles”. Díaz lo ha negado y ha retado a Aznar a leer el pasaje de las actuaciones judiciales en el que se detalla lo que él ha dicho, toda vez que le estaba acusando de “destruir pruebas” relacionadas con una causa cuya primera pieza está en fase de enjuiciamiento.

SUSANA DÍAZ

  • “Han convertido la Cámara Alta [el PP] en el teatro de un acto preelectoral”.
  • “Usted [en alusión a Luis Aznar] pretende ser juez en lugar de senador”.
  • “Le noto agrio, irritable y nervioso…”.
  • “Le quiero ayudar porque después su posición en las listas electorales se puede notar (…) Claro que me preocupo por su futuro. Ya me está cayendo hasta bien ”.
  • “La única bulla que tengo es llegar para abrir la campaña electoral”.
  • “Soy inferior a usted, pero iré aprendiendo a su lado”.
  • “Me considero bastante sosa”.
  • “Comprendo que busque un minuto de gloria a mi costa”.

 

Lejos de su reiterada afirmación de que acudía al Senado con ánimo de colaborar, Susana Díaz se ha remitido a las conclusiones de la comisión de investigación constituida hace dos años en el Parlamento de Andalucía para tratar de depurar responsabilidades políticas por el fraude de los cursos de formación o ha invitado al senador Luis Aznar a acudir al Portal de Transparencia de la Administración autonómica para obtener la información que éste le ha requerido.

LUIS AZNAR

  • “No me diga cómo tengo que hacer mi trabajo”.
  • “Puedo hacer dos cosas a la vez. Yo no puedo. Yo una y me entrego”.
  • “Tiene usted facilidad para hablar y hablar pero nunca de responder a lo que le pregunto”.
  • “Deje de hacerse la mártir porque por ese camino no vamos a llegar a ningún sitio”.
  • “Lo hace usted con un gracejo especial.”.
  • “Y yo, ¿qué estaba casado con la marquesa de Villamagna?”.
  • “Ya se ha puesto usted el traje de víctima y está utilizando [a su marido] para darse un baño de victimismo”.

 

El representante del PP ha intentado de forma infructuosa que Susana Díaz informara de las sedes que el PSOE de Andalucía comparte con UGT-A -como la de Torreperogil (Jaén)- y en las que se impartieron acciones formativas financiadas por la Junta de Andalucía, gasto que se imputó a los expedientes pese a no ser subvencionables ese capítulo. Díaz se ha limitado a decir que ya respondió cuando acudió a la comisión de investigación de los cursos de formación del Parlamento andaluz el 31 de mayo de 2016.

En mi familia no hay enchufados, hay trabajadores honrados”, responde la presidenta andaluza ante las acusaciones del PP

Luis Aznar también ha preguntado a Díaz si conoce que la sede de Lopera (Jaén) se remodeló con cargo a una subvención para formación, remitiéndose la presidenta a su comparecencia en la Cámara autonómica en la citada comisión de información. Tampoco encontró respuesta el senador cuando le preguntó si conocía los centros homologados para impartir Formación Profesional para el Empleo.

Arropada en la sala de comisiones por el número dos del PSOE-A (Francisco Cornejo) y el secretario general de la Presidencia (Máximo Díaz Cano), Susana Díaz ha insistido de forma reiterada en que ningún tribunal instruye causa por presunta financiación irregular del PSOE a diferencia de la “caja B del PP” y ha asegurado que no hay “una sola mancha” en su gestión al frente del Ejecutivo autonómico.

Sentencia del ‘caso ERE’ y ¿dimisión?

Frente a esa posición, el senador del PP ha asegurado que “los gobiernos del PSOE a los que ha pertenecido [Díaz] no están desvinculados de estos casos de corrupción y corrupción”. “Las sedes del PSOE han sido el gran agujero negro en las cuentas de su partido” y “hay un hilo conductor que nos conduce al PSOE”, ha insistido Aznar.

El senador popular ha dado por hecho que la sentencia del primer juicio del caso ERE -en su recta final después de casi 11 meses y por la que se sientan en el banquillo de los acusados 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía, entre ellos Manuel Chaves y José Antonio Griñán- será condenatoria y ha instado a Susana Díaz a que, cuando se conozca el fallo, dimita “con la misma celeridad” que Pedro Sánchez reclamó la marcha de Mariano Rajoy cuando la Audiencia Nacional emitió la sentencia relativa a la primera época de Gürtel (1999-2005).