Política

Los Mossos detienen a un francotirador que planeaba matar a Pedro Sánchez

Manuel Murillo Sánchez quería acabar con la vida del presidente del Gobierno como venganza por exhumar los restos de Franco

logo
Los Mossos detienen a un francotirador que planeaba matar a Pedro Sánchez
l presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas,

l presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas,

Resumen:

Los Mossos d’ Esquadra han detenido en Terrassa a un francotirador ‘lobo solitario’ convencido de acabar con la vida de Pedro Sánchez como venganza por su orden de exhumación de los restos de Franco, según ha publicado este jueves el diario Público

Manuel Murillo Sánchez, un experto tirador de 63 años, contaba con un arsenal de 16 armas de fuego, incluyendo un subfusil de asalto y rifles de alta precisión, capaces de acertar un blanco a entre 1.000 y 1.500 metros de distancia. Concretamente, en el registro de su domicilio durante el pasado 19 de septiembre, se localizó un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador Skorpion vz. 61, y cuatro rifles de precisión, además de que en el coche guardaba dos pistolas, una modificada e ilegal. El detenido no tenía antecedentes, era vigilante de seguridad privada y frecuentaba ambientes ultraderechistas.

Asimismo, el francotirador, capturado hace tres semanas por la policía catalana, decía estar dispuesto a «sacrificarse por España» y acabar con «ese rojo de mierda», según escribió en un grupo reducido de Whatsapp.

Precisamente la voz de alarma la dio una usuaria de ese chat cerrado, que no tardó en darse cuenta de la determinación y convicción del detenido para llevar a cabo el asesinato por las continuas amenazas que el hombre lanzaba contra el presidente del Gobierno, intentando conseguir apoyo logístico para perpetuar el atentado aprovechando su pericia como francotirador y su arsenal.

Actualmente, Murillo se encuentra en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, cerca de Martorell, donde ingresó el pasado 21 de septiembre por orden del Juzgado de Instrucción 4 de Terrassa que investigaba el caso, y cuya decisión ratificó el 4 de octubre.

Cuando fue informado del suceso, el Ejecutivo decidió no comunicar el incidente y desde Moncloa se pidió discreción.

Procesado por conspiración y tenencia de armas

Manuel Murillo Sánchez está siendo investigado por delitos de conspiración -por atentar contra la autoridad con uso de arma-; de incitación al odio, amenazas graves y tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos, según han informado fuentes judiciales.

El detenido era un habitual del mejor club de tiro olímpico de Vallés en el que competía desde hacía años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas. Además, fue campeón de España de 100 kilómetros entre 1993 y 1996, compitiendo con el club de atletismo de Rubí (Barcelona).