El príncipe heredero saudí envió desde Riad a 15 agentes a matar en Estambul al periodista Jamal Khashoggi, según la CIA.

La Agencia estadounidense ha concluido en un informe que fue el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, quien ordenó a las fuerzas de seguridad saudíes el asesinato del periodista en el consulado saudí en Estambul, según ha informado este viernes el diario estadounidense The Washington Post, donde Khashoggi trabajaba como columnista, informa Europa Press.

Según el informe, la CIA examinó varias fuentes de Inteligencia, entre ellas una llamada telefónica que tuvo lugar entre el embajador saudí en Estados Unidos y hermano del príncipe heredero, Jalid Bin Salman, y el propio Khashoggi

La posición aceptada es que no hay forma de que esto ocurriese sin que el príncipe lo supiera o estuviera involucrado”

En la conversación interceptada, Jalid instó a Khashoggi  a acudir al consulado saudí en Estambul para obtener los documentos que necesitaba, asegurándole que estaría a salvo. De acuerdo con las fuentes citadas por el Washington Post, dicha llamada se produjo tras recibir órdenes de su hermano. Se desconoce si en ese momento el embajador tenía constancia de que existía un plan para asesinar al periodista.

La conclusión de la CIA también se ha visto influida por la posición que mantiene el príncipe heredero en Arabia Saudí, donde actúa como líder de facto y supervisa hasta el más mínimo detalle. “La posición aceptada es que no hay forma de que esto ocurriese sin que él lo supiera o estuviera involucrado”, ha asegurado una de las fuentes anónimas cercanas a la investigación citadas por el periódico.

El embajador saudí en Washington ya ha negado haber hablado con el periodista asesinado por teléfono o haberle sugerido que fuera a Turquía tras lo publicado por el periódico norteamericano. “Nunca hablé con él por teléfono y por supuesto que no le sugerí en ningún momento que fuera a Turquía por motivo alguno. Pido al Gobierno de Estados Unidos que haga pública cualquier información relacionada con esta acusación”, ha exigido Jaled Bin Salman a través de su cuenta oficial de Twitter.