El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido este lunes una audiencia con el rey de Marruecos, Mohamed VI, a quien ha dedicado copiosas alabanzas después del encuentro. En la reunión, el presidente ha propuesto al monarca marroquí la posibilidad de que España, Marruecos y Portugal presenten una candidatura conjunta para albergar el Mundial de fútbol de 2030, algo a lo que el Rey ha sido «muy receptivo», según el mandatario español. Así, los tres gobiernos van a empezar a trabajar ya en esa posibilidad.

Para Sánchez, esa candidatura sería «muy competitiva» y enviaría «muchos mensajes», más allá de la afición al fútbol que comparten los tres países, especialmente porque sería, por primera vez, «una candidatura entre dos continentes». A España, ha asegurado, le hace «mucha ilusión».

En una declaración institucional desde el país vecino, Sánchez ha hecho un «reconocimiento al liderazgo» del monarca en el ámbito de la inmigración y ha asegurado que le ha trasladado la «fuerte vocación» del Ejecutivo de «estrechar lazos económicos, comerciales, culturales, en el ámbito de educación y de la política entre el Gobierno de Marruecos y de España».

Muestra de ello, Pedro Sánchez ha acordado con Mohamed VI dos «hitos» que se producirán a lo largo de 2019. El primero es la visita de los reyes Felipe VI y Letizia, y el segundo una Reunión de Alto Nivel entre el Gobierno marroquí y el español, «para seguir profundizando las relaciones políticas y culturales».

El presidente ha anunciado también la organización de un foro hispano marroquí «para estrechar lazos económicos y empresariales». Unos actos que, según Sánchez, son «prueba de la excelente relación». Sánchez ha aprovechado su declaración para dirigirse al rey marroquí y «agradecer su audiencia, su calor, su cariño, su reconocimiento a la importancia que le da a España como un país que defiende sus intereses en el conjunto de la Unión Europea».