Una misa por el dictador Francisco Franco, anunciada para hoy en Ferrol por la fundación que lleva su nombre, finalmente no se ha celebrado al permanecer cerrada la iglesia en la que iba a tener lugar el oficio, propiedad de Defensa, que ha negado la convocatoria. Fuentes de la Armada han asegurado a Efe que el evento no se iba a desarrollar en el templo, pero una veintena de personas se ha congregado en su puerta. Algunos presentes han argumentado que el cierre podría deberse al proceso de arreglo del retablo actualmente en marcha.

Parte de los asistentes ha lamentado que no pudiesen acceder al inmueble. “Aquí venimos a rezar, a homenajear a Francisco Franco“, ha declarado en el entorno una mujer que quería acudir a la cita. Otra de las convocadas ha sostenido que no “hay libertad de expresión”, aunque ha coincidido en apreciar que las obras en ejecución en el interior de la iglesia podrían estar detrás del cierre de puertas.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, se ha pronunciado sobre el asunto a preguntas de los periodistas y ha señalado que la Fundación Francisco Franco tendría que ser “ilegalizada”. A su juicio, no sería admisible un colectivo en reconocimiento a Adolf Hitler en Alemania o a Mussolini en Italia. El regidor ha remarcado, asimismo, que aludir en la convocatoria de la entidad a la ciudad como El Ferrol del Caudillo representa “un insulto” a la localidad.

Para Suárez, el anuncio de este evento fue “un globo sonda” por parte de la asociación, que había mencionado a través de su página web que Ferrol sería la única ciudad gallega que albergaría un acto de este tipo este martes. “Ni las respetamos ni las compartimos”, ha agregado el regidor sobre cualquier propuesta de la fundación. Finalmente, ha deseado que estas convocatorias “no se vuelvan a repetir en el futuro”.