Política

El tribunal de La Manada condena por “maltrato ocasional” a un hombre que acuchilló a su mujer

El acusado, condenado a 10 meses de prisión, trató además de asfixiar a la víctima en presencia de sus dos hijos pequeños

logo
El tribunal de La Manada condena por “maltrato ocasional” a un hombre que acuchilló a su mujer
La ONU critica la "leve" sentencia contra 'La Manada' porque "subestima la gravedad de la violación".

Concentración feminista contra el fallo judicial de La Manada en la Puerta del Sol. EFE

Resumen:

El tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra, responsables de la sentencia de La Manada, ha dictado otro polémico fallo en un caso de violencia machista: la condena a diez meses de cárcel a un hombre que acuchilló e intentó estrangular a su mujer delante de sus hijos pequeños al considerar que es responsable “de un delito de maltrato ocasional” pero no de tentativa de homicidio, según informa el diario Público.

Los jueces descartan así los ocho años y medio de prisión que pedía la Fiscalía y los diez años que solicitaba la acusación particular al tener en cuenta que el hombre liberó a la víctima de forma “libre y voluntaria”. De hecho, la pena es incluso menor que la que aceptaba la defensa, que pidió la libre absolución o, en su defecto, dos años de cárcel por lesiones en el ámbito familiar.

Según recoge la sentencia, en junio de 2017 el condenado estaba manteniendo una discusión con su mujer en la casa familiar cuando este cogió un cuchillo de 15 centímetros y corrió detrás de la víctima. Se produjo entonces un forcejeo entre ambos hasta conseguir apuñalarla provocándole “una herida incisa muy superficial”.

Acto seguido, el acusado agarró a la víctima del cuello y trató de asfixiarla delante de su hija de seis años que presenciaba la escena junto a su hermano, de tres, quien le gritó: “Déjala, no la mates”. Además, la sentencia recoge, textualmente que “al ver su creciente estado de asfixia, de modo consciente y voluntario, deja de apretarle el cuello, poniendo fin a la situación de peligro para su vida”. Por ello, los jueces consideran que la tentativa de homicidio fue “desistida de forma eficaz” y no la mató porque no quiso, y, por eso la condena se reduce a los diez meses de prisión.

Además, la Audiencia de Navarra ha retirado la patria potestad del acusado sobre los dos hijos durante dos años y seis meses.