Política

Torra visita a los ex consejeros presos en la prisión de Lledoners

La reunión se produce en plena negociación de las cuentas catalanas, frenadas por las diferencias cada vez más abisales entre JxCat y ERC.

logo
Torra visita a los ex consejeros presos en la prisión de Lledoners
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), acompañado por el conseller de Territorio, Damià Calvet (i), a su llegada a la reunión semanal del gobierno catalán, que se celebra en plenos preparativos para presentar su proyecto presupuestario para 2019, para el que necesita conseguir el apoyo de los comunes, que ya han exigido una reforma fiscal progresiva.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (y el conseller de Territorio, Damià Calvet. EFE

Resumen:

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha acudido esta tarde a la cárcel de Lledoners (Barcelona), donde están presos los ex consejeros secesionistas Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, además del diputado de JxCat Jordi Sànchez y el líder de Òmnium, Jordi Cuixart, informa Efe. Todos ellos están en prisión provisional acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. 

Torra ha llegado al centro penitenciario a las 16.15 horas y ha entrado en un vehículo oficial con los cristales tintados en el interior de las instalaciones situadas en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona).
Fuentes de la Generalitat han señalado a los periodistas reunidos en la entrada del recinto que el presidente autonómico no tenía previsto hacer declaraciones ni a la entrada ni a la salida de su vista.

Lucha presupuestaria

La visita se produce en plena negociación de las cuentas catalanas, frenadas por las diferencias cada vez más abisales entre JxCat y ERC. Los de Torra acusan a los republicanos de unos presupuestos que incrementan el gasto de las consejerías “sociales”, como Sanidad, Educación o Bienestar Social que son, precisamente, las que están en manos de la formación de Oriol Junqueras, al tiempo que intentan atraerse a los “comunes” para poder sacarlas adelante.

Y todo ello con el telón de fondo de unos sondeos que apuntan a un triunfal ERC que arrebataría la hegemonía del independentismo a un JxCat en caída libre. Ese era, al menos, el dato del Centro de Estudios de Opinión (CEO), dependiente de la Generaliat, -lo que se conoce como el “CIS catalán”- del pasado viernes. ERC ganaría las elecciones catalanas a Ciudadanos con entre 36 y 38 diputados. La candidata “naranja”, Inés Arrimadas, quedaría en segunda posición con entre 29 y 30 escaños (ahora tiene 36) y JxCat caería hasta la tercera posición con entre 23-24, entre 10 11 escaños menos de los 34 parlamentarios que tienen actualmente.

En definitiva, toda una debacle a la que Carles Puigdemont ha arrastrado a los suyos desde su huida “dorada” en Waterloo (Bélgica), tutela de la que se quiere desprender buena parte de la antigua Convergencia.