Irene Montero vuelve a la palestra pública tras su baja maternal y cuatro meses y medio después de haber dado a luz a sus dos mellizos. La diputada y portavoz parlamentaria de Unidos Podemos se ha dejado ver este domingo en Madrid en la manifestación contra las violencias machistas del 25N, en la que ha recorrido las principales calles de la capital encabezando la pancarta de Podemos.

Desde el 2 de julio que dio a luz, la dirigente está de baja y sólo ha aparecido públicamente a través de las redes sociales, mediante algunos vídeos publicados en Instagram, aunque se ha mantenido al filo de la actualidad y ha permanecido activa en Twitter lanzando mensajes políticos. El pasado viernes, Montero hizo una aparición virtual mediante una videoconferencia en la reunión de la dirección de Podemos, poco antes de que el líder del partido, Pablo Iglesias, anunciara unas primarias exprés para reforzar su liderazgo antes de finales de año.

A finales de año está previsto que Montero vuelva definitivamente a la vida pública tras su baja maternal

Está previsto que entre diciembre y enero, Montero se reincorpore a la vida política en el Congreso de los Diputados. La portavoz y número dos del partido dará relevo de esta forma al secretario general, Iglesias, que se tomará su baja de paternidad cuando Montero se reincorpore. Antes de su salida de la escena pública, Iglesias quiere ser reelegido como el candidato de Unidos Podemos a la Presidencia del Gobierno para evitar ser cuestionado durante su ausencia, después de las voces internas que apuntan a Irene Montero como la próxima líder de la formación.

Este domingo por la mañana, Montero ha justificado su vuelta en que “hoy es un día muy importante para estar aquí, demostrar la fuerza del movimiento feminista y decir que nos queremos libres, nos queremos sin miedo y nos queremos vivas”. Asimismo, ha reclamado políticas públicas que permitan avanzar “hasta que el ‘sólo sí es sí’ sea una realidad. Nos queremos vivas y sin miedo, no queremos sentir miedo de salir a la calle, de volver solas por la noche, de ponerse minifalda o pantalón. Para eso, hacen falta políticas públicas que todavía no están hechas”, y ha recordado, en ese sentido, la propuesta de ley integral por la protección de la libertad sexual de su partido.

“Eso es lo que estamos diciendo hoy en la calle y eso hay que traducirlo a política institucional. Nosotras estamos haciendo lo que podemos y si este gobierno no se compromete, seguiremos acompañando el movimiento feminista en las calles y luchando por convertir eso en políticas de gobierno”, ha concluido.