El barco pesquero español Nuestra Señora del Loreto lleva más de una semana a la deriva sin que ningún puerto quiera hacerse cargo de él después de que rescatara a 12 migrantes en el Mediterráneo que huían de Libia.

La iniciativa humanitaria United4Med, creada por las organizaciones Mediterránea, Open Arms y Sea Watch, ha pedido a los gobiernos europeos que asuman la responsabilidad ante esos 12 migrantes a bordo del pesquero español ‘Nuestra Madre Loreto’ y procedan a su evacuación ante el peligro que corren tanto los supervivientes como la tripulación.

A través de un comunicado difundido en Twitter, la ONG Proactiva Open Arms advierte de que el barco Nuestra Madre Loreto tanto los náufragos rescatados como la tripulación de pescadores españoles que los rescataron están “exhaustos”.

United4Med requiere una solución “inmediata” tras una situación que califica de “muy crítica”, por lo que insta a los gobiernos de España, Italia y Malta a llegar a un acuerdo para encontrar un puerto seguro “en el menor tiempo posible”.

Además, la organización ve “probable” que las condiciones meteorológicas, que ya han sido “duras” estos días, empeoren rápidamente, lo que pondría en peligro la estabilidad del barco y la seguridad de todas las personas a bordo.

A parte de la tripulación, que, según United4Med, ya ha estado viviendo esta situación “dramática”, en el barco se encuentran 12 personas en condiciones precarias de salud, incluidos dos menores de edad, que sobrevivieron a un naufragio y que muestran signos “evidentes” de torturas sufridas en los campos de detención en Libia.

Este viernes, la organización humanitaria solicitó a Malta que uno de los supervivientes a bordo del ‘Nuestra Madre Loreto’ fuera trasladado en helicóptero a la costa por problemas médicos, concretamente por deshidratación.

El barco lleva una semana a la deriva, después de que el pasado jueves rescatase a una docena de personas en aguas del Mediterráneo cercanas a Libia.