El barco pesquero Nuestra Madre Loreto, que lleva diez días bloqueado frente a las costas de Libia con los 11 migrantes a bordo que rescató de un naufragio, ha puesto rumbo a Malta, según ha indicado en su cuenta de Twitter la organización Proactiva Open Arms, que ha achacado esta decisión a indicaciones del Gobierno.

“El Gobierno indica ahora a Nuestra Madre Loreto que ponga rumbo a Malta. Tarde, mal y sin escrúpulos. Jugando con la seguridad de las personas, 10 días sin noticias, un temporal duro, una persona evacuada en helicóptero y un alto riesgo para toda la tripulación”, ha escrito la organización en su cuenta de Twitter.

El barco había decidido anoche regresar a España desoyendo las indicaciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que instó a cumplir las leyes internacionales y dirigirse al puerto más seguro y cercano.

El Gobierno inicialmente había propuesto al pesquero regresar a Libia, algo a lo que tanto la tripulación como los náufragos se negaban temiendo por su seguridad. Tanto ACNUR como otras organizaciones no gubernamentales habían pedido alternativas al Gobierno de Sánchez ante el frágil estado de salud de los migrantes y el riesgo para la propia tripulación que los rescató.