El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha animado al actual presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a continuar con el diálogo en Cataluña porque, a su juicio, los independentistas «no son golpistas».

«No puedo compartir que se les acuse a ellos de fascistas o de haber dado un golpe de Estado. Intelectualmente no puedo asumir eso», ha señalado Zapatero en una entrevista a El Mundo, en la que ha matizado que los independentistas «han hecho un viaje a ninguna parte» y que «han sobrepasado los límites de lo que puede ser la política».

Para Zapatero, el PSOE tiene que ser el «gran actor de la convivencia» en España y ser capaz de hablar con los independentistas y con la derecha. «A pesar de que ahora tenemos una representatividad menor en número de escaños tenemos casi más responsabilidad, porque la crisis ha provocado la radicalización de las posiciones», ha dicho.

«El 155 es un paliativo a un problema más de fondo. Si alguien cree que con el 155 esto se arregla, es un error», ha añadido. Por eso el ex presidente de 2004  2011 ha incidido en que los problemas políticos «sólo se arreglan dialogando, recuperando afectos, superando prejuicios y aislando a los totalmente irreductibles», que, en su opinión, «los va a haber».

«Aún no ha habido diálogo»

«Prácticamente aún no ha habido diálogo, esto nos va a llevar años, hay que tener esa perspectiva», ha apuntado Zapatero, al tiempo que ha recordado que en 2007, cuando los índices de satisfacción democrática «eran muy grandes», el independentismo estaba «en las horas más bajas, bajo mínimos». «Con la crisis económica se dispara», ha asegurado.

El expresidente del Gobierno también ha destacado que la independencia de Cataluña «es imposible» porque, en sus palabras, «una democracia siempre va a reservar su unidad». «Democracia es unidad, es convivencia, pero también porque el reconocimiento internacional es cero, cero. Ni Corea del Norte. Esto, por muy emotivamente que se viva la idea de la independencia, no puede pasar desapercibido», ha sentenciado.