La portavoz del Comité Electoral del PSOE, Esther Peña, ha señalado este lunes que la celebración del Consejo de Ministros este 21 de diciembre en Barcelona servirá para «restituir el clima de confianza» entre instituciones y aliviar así «la crispación y la confrontación». Ello pese a la creciente amenaza de disturbios que se esperan en Barcelona este viernes como protesta por la celebración allí de la cita gubernamental.

Tanto la ANC, como Òmnium como los CDR y sus escisiones más violentas, los GAAR, han avisado de su intención de colapsar Barcelona el viernes, e incluso de realizar sabotajes que impidan las comunicaciones y el normal funcionamiento de la vida cotidiana durante todo el día en Cataluña.

En rueda de prensa en la sede del PSOE, Peña ha dicho desconocer la agenda de trabajo final del presidente en Barcelona. Está por cerrar la reunión de Sánchez y Torra, pero ha añadido que ésta se conocerá en las próximas horas. La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha informado esta mañana de que el president de la Generalitat, Quim Torra, no ha respondido a la carta formal del Ejecutivo que le proponía una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

‘Todas las herramientas’

Peña ha puntualizado, tras señalar que el diálogo entre Generalitat y Estado es el camino, que el Ejecutivo de Sánchez «no duda, ni durará, en utilizar todas las herramientas del Estado de Derecho para cumplir la ley y para garantizar la convivencia».

Así ha respondido tras ser preguntada por las voces discordantes de varones del PSOE a la hora de abordar una solución para el conflicto institucional de Cataluña. Según ha matizado, la máxima que guía a los socialistas es el respeto a la Constitución, y ha aclarado que de ahí no se moverán. Con todo, ha aclarado que tanto PSOE como Gobierno se mantendrán firmes para trabajar «por el dialogo, por la lealtad institucional y por garantizar la seguridad de los ciudadanos de Cataluña». «Bajo ese relato nos encontramos todos los socialistas», ha apuntado.

«El diálogo no es fácil, ni sencillo, ni el camino más corto, pero es el que garantiza las soluciones para todos los problemas», ha puntualizado, para luego añadir que este último consejo del año es «muy importante para los trabajadores» ya que contempla la subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 900 euros mensuales, un 22 por ciento. Según ha explicado Peña, esta medida «valiente» del Gobierno socialista «mejorará mucho la vida de los trabajadores».