Política

El PP advierte a Vox: “Las leyes no se modifican por Twitter”

Egea se pondrá en contacto con Ortega entre hoy y mañana para sentarse a hablar sobre la violencia de género aunque la competencia, recuerdan, es estatal

logo
El PP advierte a Vox: “Las leyes no se modifican por Twitter”
Juanma Moreno el pasado 25 de noviembre en un acto contra la violencia de género

Juanma Moreno el pasado 25 de noviembre en un acto contra la violencia de género EFE

Resumen:

“Modificar leyes por Twitter es bastante dificil. Las leyes no se modifican por esta vía”, dice un dirigente del PP que supervisa la marcha de las negociaciones entre su partido y Ciudadanos para alcanzar un gobierno de coalición en Andalucía. La andanada de Vox, condicionando el pacto a que se retire del mismo un punto referido a la financiación destinada a la lucha contra la violencia de género, ha pillado a contrapié a los populares.

Primero, porque Vox maneja desde hace dos semanas el acuerdo programático que alcanzaron populares y naranjas, el mismo que contenía el supuestamente controvertido punto, segundo, porque el secretario general del PP, Teodoro García Egea, se lo entregó a su homólogo de Vox, Javier Ortega, “y no habían puesto ninguna objección”. Hasta ahora.

Contacto Egea-Ortega

Precisamente, Egea tiene previsto ponerse en contacto con Ortega entre hoy y mañana para reunirse en breve, según fuentes populares. Ya lo hicieron para negociar la mesa del Parlamento andaluz y el popular no tiene inconveniente en sentarse para hablar, incluso, “de modificar leyes”, pero desde el PP matizan que la competencia de la Ley de Violencia de género “corresponde al Estado”, no a la Junta de Andalucía, por lo que le exigencia de Vox se les antoja, si cabe, aún más incomprensible.

Mientras Pablo Casado se recorre España proclamando candidatos a las elecciones locales y autonómicas del próximo 26 de mayo, la política, las redes y los medios se han incendiado con el órdago de Vox de exigir que PP y Ciudadanos retiren de su acuerdo andaluz en punto alusivo a la violencia de género para facilitar la investidura de Juanma Moreno. Desde Génova defienden que “no hay que entrar en el terreno de Vox. No hay que hablar de esto”, y así lo han tratado algunos de los principales dirigentes del partido esos días,  aunque lo cierto es que no deja de ser una cuestión recurrente en plena negociación para la formación de un Gobierno de coalición en Andalucía.

Génova ve con estupor cómo la formación de Santiago Abascal está consiguiendo capitalizar el debate sobre una cuestión “en la que se ha hecho un lío de narices”, agregan los mismos medios. Una cosa es la Ley de Violencia de Género, otra cosa es el pacto de violencia de género y otra la ley andaluza, explican en conversación con El Independiente. De lo que habla el punto 84, agregan, “es de la dotación presupuestaria del pacto de 2017, gobernando todavía Mariano Rajoy”, y que dotó a las Comunidades de 1.000 millones de euros más en cinco años para la implementación de medidas concretas en el ámbito social o policial. “Parece que lo que pretende Vox es que Andalucía no acepte la parte proporcional de financiación que le corresponde” critican los populares.

Génova cree que Vox “se ha hecho un lío de narices” con su órdago en Andalucía

Temen, no obstante, que si bien la investidura de Juanma Moreno no tiene porqué correr peligro, “vamos a estar con este tipo de cosas, haciendo una polémica de todo, que todo sean palabras gordas”, que atribuyen tanto a “inexperiencia como a falta de conocimiento” por parte de la formación de Abascal.

En definitiva, hablar en estos momentos de la ley de violencia de género “es hablar de Vox y lo que tenemos que hacer es hablar de nuestros temas”, apelan en el cuartel general de los populares. Creen necesario “diferenciarse y detectar este tipo de cosas”, aunque lo cierto es que buena parte de la actual estrategia de los populares es contrarrestar el grado de penetración que Vox está consiguiendo entre su electorado más escorado a la derecha.

Si bien el PP no había tenido hasta ahora ningún problema con enarbolar la bandera de España se ha convertido en un recurso reiterado, bien sea para repartirlas en el aniversario de la toma de Granada o aparecer con ella sobre el escenario asomando de un bolsillo, como hizo este miércoles el presidente de Melilla, Juan José Imbroda. Se trata de no dejarse arrebatar lo que consideran son las señas de identidad del proyecto popular, entre ellas, la defensa de la unidad de España “en la que no nos va a ganar nadie”, aducen en el PP.

“El momento” Vox

Saben que la irrupción de Vox en el Parlamento de Andalucía ha colocado a la formación de Abascal en la cresta de la ola. Es lo que llaman “el momento Vox”, donde aparecen “más nuevos, más frescos, más diferentes”, pero dicen detectar también un “afán de protagonismo” que les lleva a cometer el error de cuestionar que se dote con más medios la lucha contra la violencia de género. “Si quieren entrar en el debate de la ideología de género, eso es otra cosa, de hecho, en la Comunidad de Madrid, gobernando Cristina Cifuentes hubo discrepancias internas en el PP de Madrid”. Pero la Ley nacional, objetan, “no tiene que ver con Andalucía, no es de su competencia. Lo tendrán que poner sobre la mesa si llegan al Congreso y exigírselo al gobierno de la Nación”.

Creen necesario “diferenciarse” y “hablar de nuestros temas”

Paradójicamente, Juanma Moreno, como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ente los años 2011 y 2014, puso en marcha el plan estratégico para la Erradicación de la Violencia de Género, con lo que es un tema que no sólo conoce a fondo, sino del que es un gran defensor.

Aún así, lo cierto es que, al menos públicamente, el PP no ha querido confrontar con Vox a cuenta de esta cuestión, aunque Casado dejó muy claro el pasado miércoles en un tuit que “nuestro compromiso contra la violencia de género es innegable. Fue el PP el que estando en el Gobierno promovió el pacto contra la Violencia de Género, que se dotó con 1.000 millones, para luchar y combatir esta lacra por todos condenable”.

 

El secretario general popular, Teodoro García Egea, señaló ayer en Las Mañanas de RNE en respuesta a Vox que “quien haga de esto una cuestión nuclear a la hora de negociar el futuro gobierno de Andalucía se equivoca”. “Los políticos estamos para mejorar las leyes, para aumentar la protección de los españoles inocentes que quieren vivir en paz, para garantizar su libertad y sus derechos. Para eso nos han elegido en todos los parlamentos”, al tiempo que se mostraba seguro de que Vox facilitará el cambio en Andalucía. “Nos vamos a poner de acuerdo para conseguirlo, estoy seguro. El PP va a estar en el centro de las negociaciones y liderando ese cambio con todo aquel que quiera cambiar a Susana Díaz”.