El Juzgado de Instrucción 41 ha condenado a los impulsores del Manifiesto “La sociedad civil de Cataluña por la dignidad” a indemnizar con 15.000 euros a Sociedad Civil Catalana por vulneración del derecho al honor, tras atribuir a la entidad lazos con el franquismo, así como actos de exaltación del franquismo y el nazismo.

Desde que nació en 2014, la entidad unionista ha sido blanco de manifiestos, iniciativas parlamentarias e informaciones insidiosas en las que la presentaban como un movimiento franquista de extrema derecha. Una campaña que cristalizó en el citado manifiesto, impulsado por los eurodiputados de ERC y Convergencia a raíz de la concesión a SCC del Premio Ciudadano Europeo otorgado por el Parlamento Europeo en 2014.

La querella incluía también a los entonces eurodiputados Ernest Maragall, Josep Maria Terricabras, Ramon Tremosa y Josu Juaristi como impulsores del manifiesto, pero el juez les ha excluido de la condena atendiendo a la inmunidad que les confiere la condición de miembros del Parlamento Europeo.

Sí han sido condenadas las entidades Comisión por la Dignidad -impulsora de la reclamación de los “Papeles de Salamanca”-, Amical de Mauthausen -que integra a víctimas del nazismo en España-, SOS Racismo Cataluña, Congreso de Cultura Catalana, y Fundación Cataluña Fons que deberán pagar solidariamente la multa de 15.000 euros impuesta, así como la publicación de la sentencia condenatoria y abstenerse en el futuro de acusar de franquista a SCC.

La sentencia hace referencia al Manifiesto en el que se acusaba a Sociedad Civil SCC de defender los crímenes contra la humanidad del nazismo y el franquismo y de hacer exaltación y apología del nazismo y del franquismo. “El citado Manifiesto supone una intromisión ilegítima en el derecho al honor de SCC” concluye el juez, que considera probado que los denunciados hicieron esas imputaciones a la entidad sin ninguna prueba que lo sustentara.

Los argumentos presentados por los demandados, en los que se refieren a las supuestas relaciones de algunos socios fundadores de SCC con movimientos de extrema derecha, no prueban la supuesto carácter franquista de la organización, concluye el juez. Paradójicamente, la sentencia coincide en el tiempo con el archivo de la querella contra los Mossos d’Esquadra por espionaje entre otros a dirigentes de SCC, entidad que ha liderado las mayores movilizaciones contra el proceso independentista en Cataluña, y que ha sido blanco constante de los ataques de partidos y entidades independentistas.

El juez acusa a los impulsores del manifiesto de “afirmar tácitamente tal pertenencia de SCC a la extrema derecha” en un Manifiesto en el piden al Parlamento Europeo que “anule la concesión del Premio Ciudadano Europeo 2014 a SCC, ya que entendemos que la apología del franquismo, del nazismo son incompatibles amb valores de la Carta de derechos fundamentales de la Unión Europea’. Y ello tras afirmar previamente que ‘1) en ningún caso se pueden defender los crímenes contra la humanidad del nazismo y el franquismo’ y que 2) ‘Protestamos enérgicamente ante cualquier exaltación tanto del nazismo como del franquismo”.