Una veintena de activistas de la PAH ha okupado esta mañana la sede del PSC en Barcelona para protestar por la nueva reforma de la Ley del alquiler del Gobierno de Pedro Sánchez, al que acusan de poner un parche que no solventa el problema de acceso a la vivienda. La okupación sigue a estas horas, a la espera de la manifestación convocada para las seis de esta tarde.

La acción reivindicada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) -origen de Ada Colau y su partido en Cataluña- y el Sindicato de Arrendatarios reclama que la nueva regulación de los alquileres recoja las limitaciones al precio del alquiler que incluía el pacto PSOE-Podemos, que no incluye el Real Decreto de alquileres que el Gobierno aprobará mañana.

Exigencia que han planteado al secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, y su portavoz parlamentaria, Eva Granados.

El Sindicato ha acusado al Gobierno de intentar «cerrar en falso» la reforma del mercado de alquiler y de «maniobrar para conseguir abstenciones de Ciudadanos y PP» a si propuesta, al margen de Podemos.

En comunicado exigen regular los precios del alquiler «basándose índices que tengan en cuenta el poder adquisitivo de la gente»; establecer la obligatoriedad de renovar los contratos «a no ser que el propietario demuestre que necesita la vivienda»; prohibir las Socimi, «que permiten que los fondos buitre especulen masivamente con nuestros hogares y sean punta de lanza de la burbuja»; penalizar las viviendas vacías con multas y expropiaciones.

Fuentes del PSC han minimizado la incidencia de la okupación, aunque lamentan que no se haya disuelto tras presentar sus quejas al secretario de Organización del partido.