La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha presentado hoy su particular campaña internacional de defensa del movimiento independentista, con la que espera incidir, durante el juicio, en las opiniones públicas europeas. Una campaña en la que han previsto gastar 100.000 euros, y que tiene como eje central un vídeo en el que se compara el movimiento independentista catalán con las sufragistas, Gandhi o Rosa Parks, entre otros. Todo ello al son de una canción cedida, según la ANC, por Peter Gabriel.

 

De momento, la ANC ha recaudado ya 25.000 euros para vallas publicitarias en toda Europa, según ha anunciado hoy su presidenta, Elisenda Paluzie. Además, los grupos internacionales de la Asamblea organizarán movilizaciones en 30 ciudades de todo el mundo.

El spot presentado hoy compara el movimiento independentista con históricos movimientos de lucha por los derechos humanos, desde el sufragio femenino a la igualdad para los afroamericanos en Estados Unidos, pasando por la independencia de la India, el movimiento de liberación gay o la caída del muro de Berlín.

Bajo el lema «la autodeterminación es un derecho, no es un crimen», señala que el juicio a los líderes del 1-O es un intento de «convertir un derecho en un crimen» y advierte que «las sociedades democráticas no deben tolerar que los derechos fundamentales sean violados en Europa». Entre los derechos fundamentales vulnerados, señalan el no permitir el referéndum de independencia, el «abuso» de la prisión preventiva o que «no se ha garantizado un juicio justo».

Elecciones generales

Al margen de la presentación de la campaña, Paluzie se ha referido también al probable anuncio de elecciones anticipadas para reclamar «coherencia estratégica» a los partidos independentistas. Tras el fracaso a la hora de formar candidaturas independentistas únicas en las elecciones municipales y europeas, Paluzie ha obviado la cuestión de las alianzas electorales.

Tampoco ha exigido, como reclaman algunas voces en el independentismo, que JxCat y ERC renuncien a presentarse a las generales, pero ha dejado claro que «no podemos esperar nada del Estado» y ha advertido que «las elecciones españolas se ienen que jugar con esta clave». En todo caso, ha advertido la presidenta de la ANC, el «centro de acción» de las fuerzas independentistas debe ser el Parlament y no las Cortes españolas.