PolíticaTercera sesión de la vista oral

Junqueras huye del interrogatorio del fiscal y da un ‘mitín’ político en el Supremo

El líder de ERC rechazó someterse al exhaustivo interrogatorio que habían preparado los fiscales para él. Se presentó como un "preso político" que por vías "pacifistas" promovió la independencia de Cataluña.

logo
Junqueras huye del interrogatorio del fiscal y da un ‘mitín’ político en el Supremo
Oriol Junqueras, durante su declaración en el juicio del 'procès'.

Oriol Junqueras, durante su declaración en el juicio del 'procès'. EFE

Resumen:

El líder de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, llegó este jueves al atril del Salón de Plenos del Tribunal Supremo con ganas de exponer sus ideas políticas sobre la independencia. De hecho, durante su declaración ante el tribunal -que preside el magistrado Manuel Marchena- el preso pidió disculpas por “si pongo demasiada pasión en mis declaraciones pero es que llevo un año y medio sin hablar”.

Junqueras, cuya defensa había pedido declarar en catalán, respondió a su letrado en castellano y lo que consideró “un placer” tras llevar “un año de silencio forzoso”. Rehúso a hacerlo a las acusaciones: Fiscalía, Abogacía del Estado y Vox. “Entendiendo que estoy en un juicio político, eso es lo que yo entiendo, y entendiendo también que soy un representante electo y que me debo a mis votantes, no contestaré a las preguntas de las acusaciones”, recalcó.

El líder de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, llegó este jueves al atril del Salón de Plenos del Tribunal Supremo con ganas de exponer sus ideas políticas sobre la independencia. De hecho, durante su declaración ante el tribunal -que preside el magistrado Manuel Marchena- el preso pidió disculpas por “si pongo demasiada pasión en mis declaraciones pero es que llevo un año y medio sin hablar”.

Junqueras, cuya defensa había pedido declarar en catalán, respondió a su letrado en castellano y lo que consideró “un placer” tras llevar “un año de silencio forzoso”. Rehúso a hacerlo a las acusaciones: Fiscalía, Abogacía del Estado y Vox. “Entendiendo que estoy en un juicio político, eso es lo que yo entiendo, y entendiendo también que soy un representante electo y que me debo a mis votantes, no contestaré a las preguntas de las acusaciones”, recalcó.

Junqueras se presentó como una víctima ante los jueces: un “preso político” que ha sido perseguido por “sus ideas”

Su declaración -de hora y cuarto de duración aproximada- se pareció más a un ‘mitín’ que a un relato de un acusado que se enfrenta a 25 años de prisión por delitos de rebelión y malversación de caudales públicos.  Oriol Junqueras dijo de viva voz ante los representantes del Poder Judicial –tercer poder del Estado- que se considera un “preso político” que ha sido “perseguido por sus ideas”. “Nada de lo que hemos hecho es delito”, repitió en varias ocasiones ante la Sala de enjuiciamiento que preside el magistrado Manuel Marchena.

El preso preventivo, que afronta la petición de pena más alta solicitada por el Ministerio Público, defendió que “nunca” hizo uso de la violencia ni promovió actos violentos. “Nadie puede tener duda alguna sobre el hecho de que siempre hemos rechazado la violencia, cualquier forma de violencia. (…) Nunca, nunca, nunca, nunca”, ha respondido cuando se le ha preguntado si la violencia era una opción para lograr la independencia de Cataluña.

En esta misma línea de defensa, Oriol Junqueras defendió -a preguntas de su letrado Andreu Van der Eyden- el derecho a la autodeterminación subrayando el carácter “pacífico” de la ciudadanía tanto el día de los registros a la Consejería de Economía y Hacienda como durante la jornada del referéndum ilegal del 1-O, clave en su estrategia para intentar desmontar la acusación de rebelión que ve claramente la Fiscalía.

El líder de ERC manifestó, además, que la multitud de personas que se congregaban a las puertas de la Consejería de Economía y Hacienda el 20-S mostró una actitud “respetuosa”. El acusado subrayó que realizaban cánticos como el virolai, un himno religioso, dedicado a la madre de dios, y que entre sus versos tiene un verso que hace referencia a la Mare de Deu de Montserrat como la estrella de Oriente de los españoles.  Se repartieron claveles, dijo. Nada se escuchó entonces en el plenario sobre los destrozos a los coches de la Guardia Civil o el hecho de que la comitiva judicial tuviera que permanecer dentro del edificio más de quince horas encerrada debido a la concentración que había en el exterior.

“Somos buenas personas”

“Es conocido por todo el mundo que somos autodeterministas. Y eso es compatible con muchas más cosas además de independentistas: demócratas, republicanos, partidarios de la justicia social… Somos buenas personas”, añadió.

Frente a esta actitud “pacífica” de los líderes independentistas que promovieron de forma unilateral la independencia de Cataluña en octubre de 2017, Junqueras ha denunciado en el Supremo la “violencia injustificada e innecesaria” de la Policía Nacional y la Guardia Civil. También criticó que el Gobierno del PP siempre dejara “vacía” la silla en la mesa de negociación, ha rechazado que se hubieran destinado fondos públicos a la organización de la consulta del 1 de octubre. El dirigente republicano ha insistido en que se necesita una “solución política” que pasa por autorizar a los ciudadanos a poder votar sobre la independencia de Cataluña.

“Nuestra respuesta para obtener una salida política sigue plenamente vigente”, agregó el líder republicano preso que pese a estar privado de libertad no desaprovechó la ocasión para hacer esa oferta politica. “Hay que dar salida a las reivindicaciones de los acusados siempre que sean respetuosas con los derechos humanos”, apostilló el acusado que pasó de puntillas por los hechos concretos de enjuiciamiento en esta vista oral.

Desde el Salón de Plenos del TS, el líder de Esquerra lanzó una oferta política para solucionar el “conflicto” en Cataluña

Frente al delito de malversación de caudales públicos que se le imputa declaró que “no se destinaron fondos públicos al referéndum del 1-0”. “Así lo ha dicho la Intervención General de la Generalitat, el ex ministro Montoro y el expresidente Rajoy”, enfatizó el líder de ERC que se vanaglorió de que “a los contribuyentes no les costase nada” la consulta ilegal.

Además, el acusado rechazó que desde el Govern se hubieran dado instrucciones a los Mossos d’Esquadra para desobedecer el mandato judicial que impedía la celebración de referéndum del 1-O.  “¿Dio el Govern instrucciones a los Mossos para que cumplieran sus órdenes?”, preguntó Van der Eyden. “Nunca, nunca… yo les dije que tenían un mandato judicial y que lo aplicaron con mesura”, concluyó. También negó conocer la agenda Enfocats, que recogía el plan unilateral para la independencia y que fue incautada a su mano derecha, Josep María Jové.