Política PENSIONES

El Pacto de Toledo se reúne de nuevo para intentar un acuerdo in extremis

La comisión sobre las pensiones convoca una sesión extraordinaria tras la ruptura de los consensos este martes por la oposición de Podemos

La presidenta del Pacto de Toledo, Celia Villalobos.

La presidenta del Pacto de Toledo, Celia Villalobos. Europa Press

La comisión del Pacto de Toledo se volverá a reunir de forma extraordinaria este jueves para intentar llegar a un acuerdo en materia de pensiones. Lo hará in extremis, después de que este martes los consensos estallaran por los aires en la que en teoría era la última sesión de esta comisión en la legislatura debido al desacuerdo de Unidos Podemos.

Los partidos PSOE, PDECat, PNV y Compromís habrían registrado una solicitud de reunión extraordinaria que deberá valorar la Mesa este miércoles en el Congreso de los Diputados, según avanza El Periódico de Catalunya. En este nuevo intento, las formaciones intentarán cerrar un paquete de recomendaciones para el Ejecutivo sobre las pensiones para que existan algunas directrices de cara a la próxima legislatura y antes de que se disuelvan las Cortes.

El Pacto de Toledo saltó por los aires en su reunión de este martes, cuando tenía un borrador con más de una veintena de recomendaciones para hacer ajustes en el sistema de pensiones prácticamente cerrado. En una reunión discreta, el grupo Unidos Podemos vetó con votos particulares a todas las recomendaciones del texto salvo a la dos, relativa a la revalorización de las pensiones con el IPC. De facto, se trata de una enmienda a la totalidad, lo que ha precipitado que el Grupo Popular rompiera también la baraja.

¿Qué pasa con Podemos?

Según fuentes presentes en la reunión, pese a que el borrador se había incluso hecho público en los medios y estaba muy avanzado, dentro de la confluencia de Unidos Podemos, la representación de En Marea había puesto objeciones a casi todas las recomendaciones, lo que en la práctica suponía una enmienda a la totalidad.

De una parte, Podemos lleva amenazando con levantarse del Pacto de Toledo desde mayo del pasado año, como adelantó entonces El IndependienteDesde el primer momento se opuso a secundar el acuerdo del Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV para subir las pensiones un 1,6% en 2018 y 2018. La portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, insistía entonces en que eso no significaba que las pensiones se fueran a vincular con carácter estructural a la inflación.

Después, cuando en el Pacto de Toledo se había abierto de par en par a recuperar el IPC como elemento medular de la revalorización de las pensiones, la formación morada volvió a amenazar con levantarse. Quería que el Gobierno aprobará una indexación de las pensiones sin ambages, sin pasar por el diálogos social. El climax llegó en el otoño de 2018, cuando el líder de Podemos pidió a Pedro Sánchez, en el marco del acuerdo presupuestario alcanzado entre ambos, que aprobara unilateralmente esta medida y amenazó con abandonar la comisión.

Sin embargo, el PSOE siempre se ha resistido a dar un paso así sin contar con el respaldo de los agentes sociales y el Pacto de Toledo, y en los últimos tiempos ha sido más partidario de buscar consensos amplios. De ahí que aceptara un acuerdo para revalorizar las pensiones en base al IPC real que habría la puerta a que no todos los años fuera así.

Unidos Podemos también suscribió ese acuerdo, pero finalmente ha decidido tumbar todas las recomendaciones para exigir minutos después a Sánchez, otra vez, que apruebe por Ley la ligazón de las pensiones con el IPC, el único apunto acordado por Podemos. Para el resto de las cuestiones, ha pedido dar más tiempo a las negociaciones.

Por fin ha dado el golpe en la mesa, y lo ha hecho antes de unas elecciones anticipadas que meten mucha más presión a Sánchez. Ahora habrá que ver si el PSOE da por agotado el diálogo y se lanza al ruedo para sacar adelante sus compromisos electorales.

Comentar ()