Manuela Carmena sigue confeccionando su lista de Más Madrid. Tras situar de número dos a su actual vicealcaldesa y delegada de Empleo, Marta Higueras, la ex magistrada ha dejado caer a su sobrino político y coordinador general de Alcaldía, su hasta ahora mano derecha Luis Cueto, a los últimos puestos de la lista. A una posición que va «entre el 15 y el 20, probablemente más cerca del 20».

Así lo ha sabido El Independiente: buena parte de la lista va a ser presentada mañana viernes 1 de marzo. Cueto, que es alto funcionario de profesión y tiene un puesto de «super-funcionario» en Cibeles -toma decisiones pero no es concejal electo-, hace tiempo que ha caído del círculo de confianza de la alcaldesa. Un círculo que encabeza Higueras seguida por la portavoz Rita Maestre, que será la número tres.

Cueto quería ser concejal, y así lo ha aireado en entrevistas en público y también en privado. Las fuentes consultadas señalan que el sobrino político de la alcaldesa, con una dilatada experiencia, había realizado demasiadas ostentaciones de su poder en el ayuntamiento. Esto habría irritado a muchos concejales y finalmente a Carmena (Cueto no es cargo electo), un extremo que este medio no puede confirmar.

Ostentación de poder

Sea como fuere, Cueto -enfrentado a las bases de Ahora Madrid y a ediles como Carlos Sánchez Mato y muy apreciado en el sector empresarial- no será de los primeros espadas de la lista, y se arriesga a ocupar un puesto en el que perfectamente podría no salir elegido. En las municipales de 2015 que auparon a Carmena, Ahora Madrid obtuvo 20 ediles, algo que será muy difícil repetir: seguramente saldrá una escisión por la izquierda apoyada por Podemos, IU y Anticapitalistas e irrumpirá Vox por la derecha con seguridad.

Otro de los que reciben un castigo, aunque menos ejemplar, será Nacho Murgui, que fue de número dos en la lista a las elecciones de 2015. Ex líder de la mítica Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Murgui ocupará un puesto entre los números 6 y 10, siempre de acuerdo con las personas consultadas.