El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dejado claro que defender el 8M no significa asumir una política en concreto sino todo lo contrario, «la mayor de las neutralidades políticas», ya que la igualdad de la mujer es cuestión de derechos humanos.

«O estamos todos en esto o algo debemos cuestionarnos», ha enfatizado el titular de Interior preguntado sobre el Día Internacional de la Mujer el próximo jueves y, especialmente, por el hecho de que los perfiles de Twitter de algunos ministerios o el de la Guardia Civil hayan sustituido su habitual escudo por otro logo en el que puede leerse «Tiempo de mujeres 8M 2019».

A juicio del ministro es «algo encomiable» que asociaciones de guardias civiles, sindicatos policiales o cualquier organismo del ministerio adopten esta postura que «en modo alguno supone asumir una política en concreto». «Me parece la mayor de las neutralidades políticas porque es materia de derechos humanos», ha insistido Marlaska, que también ha defendido la aprobación en el último consejo de ministros de un real decreto ley con medidas «más activas» en la defensa real y efectiva de la igualdad.

Especialmente, ha añadido, cuando se están poniendo «en tela de juicio» determinados planteamientos, lo que hace necesario «adoptar posturas más contundentes».