Los diputados que dejarán de serlo este martes al disolverse las Cortes por la convocatoria anticipada de elecciones podrán quedarse en propiedad con el móvil iPhone y la tableta iPad que les proporcionó en su día el Congreso si abonan una cuantía global que rondará los 680 euros, según indicaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Cuando llegaron al Congreso, los diputados recibieron un ‘kit tecnológico’ compuesto por un teléfono iPhone y una tableta iPad como herramientas para ayudarles en su labor parlamentaria. Al disolverse las Cortes este martes, cuando se publique el decreto de convocatoria de las elecciones del 28 de abril, los 285 diputados que no formen parte de la Diputación Permanente deberán devolver a la Cámara estos aparatos.

En su reunión de este martes, la Mesa del Congreso ha revalidado el protocolo de devolución de los terminales y se ha mantenido la posibilidad de que los diputados puedan quedarse con esos aparatos por un precio asequible, una vez descontada la amortización de estos años de uso.

Aunque el precio definitivo aún no lo han cerrado los técnicos, se calcula que serán cifras similares a las fijadas en el Senado. En el caso de las tabletas iPad se calcula un precio de 175 euros, ya que son aparatos que datan de principios de legislatura, en 2016. Los teléfonos móviles iPhone, en cambio, tendrán un precio más caro, en torno a los 500 euros, ya que el Congreso renovó los terminales a finales de 2017.