Los Mossos D’Esquadra han detenido este miércoles a un hombre en Barcelona que ha intentado acuchillar a varios agentes. Una vez reducido, el individuo ha gritado que tenía la misión de «matar a todos» bajo la consigna de «Alá es grande».

El incidente ha tenido lugar sobre las tres y media de la tarde cuando una patrulla de los Mossos patrullaba cerca de la ronda de Litoral, cuando han observado a un hombre con un cuchillo en la mano. Según avanzaba El País, los agentes han seguido al individuo para vigilar su comportamiento y cuando han intentado que guardase el arma blanca por la posibilidad de herir a alguien, se ha abalanzado sobre uno de los agentes para más tarde huir corriendo del lugar.

Los Mossos han conseguido cortarle el paso en la calle Marina y, finalmente, reducirlo mientras gritaba que era un «mensajero» que tenía como misión «matar a todos».

Fuentes policiales señalan que se trata de una persona inestable, aunque aún continúan analizando el perfil del detenido.