Casi 140 cargos de organismos de control de la Generalitat tienen su mandato caducado, algunos de ellos desde hace años. Son organismos básicos en la función de control a la Administración autonómica catalana como el Síndic de Greuges (Defensor del pueblo) la Sindicatura de Cuentas, el Consejo de Garantías Estatutarias, el Consejo del Audiovisual (CAC) o el Consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios (CCMA). En alguno de ellos siguen ejerciendo el cargo responsables designados por Unió Democrática, partido desaparecido, o el PP, actualmente en el Grupo Mixto, mientras Ciudadanos, el primer partido del Parlament, está excluido.

El proceso independentista es la principal explicación de que el grueso de los organismos públicos catalanes tenga bloqueada su renovación desde 2017, dos años que han dejado en funciones a los responsables del control de los servicios públicos, las cuentas de partidos y administraciones, los medios de comunicación o la adecuación jurídica de las leyes impulsadas por Govern y Parlament.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha iniciado hoy una ronda de contactos con los portavoces parlamentarios para buscar consensos en la renovación de estos cargos con mandatos caducados. El detonante ha sido el fin del mandato del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, uno de los más fieles aliados del Govern en el proceso independentista, tras nueve años en el cargo, gracias a una prórroga con reforma de ley incluida votada en su momento por CiU y el PP.

Cs reclama un Síndic independiente

Tras el primer encuentro de Torrent con el portavoz de Cs, Carlos Carrizosa  ha expresado la predisposición del partido a llegar a acuerdos, aunque ha dejado claro que será difícil en periodo pre electoral. «Tenemos que ponernos a trabajar para llegar a acuerdos en las próximas semanas» ha apuntado, tras reconocer que en la legislatura anterior «ha sido complicado por el clima difícil en Cataluña y eso no se va a disipar por reunirnos con el presidente del Parlament».

Carrizosa ha dejado claro además que para Cs el Síndic de Greuges es un objetivo prioritario y ha pedido a Torrent que reclame a la mayoría independentista la presentación de un candidato en breve. «Nosotros tenemos nuestras propuestas» pero quieren esperar a conocer las de la mayoría ha afirmado tras avisar que «Ribó ha manifestado su intención de eternizarse». Carrizosa, que ha tachado a Ribó de «santón del establishment independentista», ha insistido además en la necesidad de que «Cataluña tenga un síndic independiente» y ha recordado, en este sentido, que «Ribó nunca hizo nada por garantizar la neutralidad de los espacios públicos porque es el síndic del procés, y tuvimos que recurrir al Defensor del Pueblo».

En la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) el acuerdo entre independentistas y Ciudadanos parecía cerrado a finales del año pasado, pero finalmente no se materializó. JxCat, ERC y Cs habían acordado la renovación del consejo de gobierno de la Corporación,  presidida en funciones por Núria Llorach y con varios consejeros con el mandato caducado desde hace más de un año.

Hay organismos creados por ley hace cinco años y que nunca han visto la luz; nadie ha sido escogido para integrarlos

Completan el listado de organismos con mandatos caducados los consejos asesores de la CCMA y de RTVE en Cataluña, el director de la Autoridad Catalana de Protección de Datos, la Comisión de Control de las Consultas no Referendarias, el Conca -Consejo de la Cultura y las Artes- y la Junta de Museos.

Además, el Consejo Fiscal de Cataluña y la Agencia de Protección Social están pendientes de la designación de sus presidentes y miembros desde su creación. Nunca se han puesto en marcha. Tampoco se ha hecho realidad el órgano colegiado a que hace referencia la Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Desde su creación el 2014 no se ha designado a ningún miembro.