El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de dos años de cárcel para el exconsejero madrileño Francisco Granados y para el guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino por las filtraciones en el caso Púnica que originaron “un grave daño” a la investigación y un beneficio económico para el primero.

De este modo, el Supremo confirma la condena de la Audiencia Nacional por el soplo que le dio un guardia civil a Granados en relación con la investigación de la trama de corrupción autonómica y local en la que el exconsejero estaba implicado.