El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este sábado que «nadie queda descolgado» tras la designación de los cabezas de lista de su partido, en el que se ha rodeado de fieles, porque «hay mucho más» que los números uno y aún quedan por completar las candidaturas y también las del Senado.

En su intervención en el acto de presentación de los cabezas de lista del PP para las elecciones generales en Madrid, ha destacado que hay casi un 80% de renovación en estas candidadaturas y casi la mitad de los cabezas de lista son mujeres, algo que no ha sido buscado, ha especificado, sino porque son las mejores

Casado ha agradecido también a quienes han dejado la actividad política por su manera de hacerlo, en coordinación con la dirección nacional.

Antes de los discursos, todos los candidatos del PP han posado con el líder del partido en la terraza del Círculo de Bellas Artes para una fotografía de familia en la que solo ha faltado Teresa Jiménez Becerril, la número uno por Sevilla, que llegó tarde a esta cita.

Limpia en listas

La lista para las generales del Partido Popular es poco menos que una enmienda a la totalidad a la etapa de Mariano Rajoy, cuyas caras más reconocibles se han ido quedando fuera de la contienda. Este viernes se ha conocido otra marcha, la de la ex ministra de Empleo Fátima Báñez, que se une aa de Íñigo Méndez de Vigo y Álvaro Nadal. Tampoco va de cabeza de lista el que fuera coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, al que todos daban como seguro número uno de la lista por Zamora. Le sustituye Isabel Blanco, que es portavoz de los populares en las Cortes regionales.

En cuanto al resto de candidatos, Isabel García Tejerina irá por Valladolid; Rafael Catalá repite por Cuenca y Vicente Tirado encabezará Toledo. De Cristóbal Montoro nada se sabe. No va de cabeza de lista por ninguna circunscripción, aunque en 2016 fue por Madrid. En todo caso, no parece que Casado vaya a buscarle un hueco en una candidatura para la que tendrá que hacer encaje de bolillos. Todo el partido le sitúa fuera de la política.

El secretario general del partido, Teodro García Egea, va por Murcia , y el vicesecretario de Organización, Javie rMartoo, por álava. Marta González repite por La Coruña y Rosa Romero por Ciudad Real. Además, Guillermo Mariscal encabezará Las Palmas y Belén Hoyo, Valencia.

«Renovación tranquila»

Casado, ha justificado este sábado su «renovación tranquila» en los cabezas de lista del partido al Congreso ante las elecciones generales de abril y ha recordado que hay «otras cámaras» en las que también hay que hacer candidaturas, en alusión al Senado, Parlamentos autonómicos y Parlamento Europeo. Dicho esto, ha apelado a la unidad porque el objetivo en este momento debe ser echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa.

«Comparto esa necesidad de ir unidos para evitar que el PSOE caiga en las garras de los que quieren romper España», ha proclamado Casado en un acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid rodeado de sus cabezas de lista al Congreso. A su llegada, ha posado con todos ellos en una foto de familia.

Ante las posibles críticas de aquellos que no repiten como cabeza de cartel –solo continúan 12 de 52–, ha señalado que hay más huecos en las listas que «los números uno» y «otras cámaras» en las que hay que hacer también candidaturas. En su opinión, han cumplido con «el compromiso de que nadie se queda descolgado».

Cargos de Rajoy y Aznar

Ocho meses después de llegar a la Presidencia del PP en sustitución de Mariano Rajoy, Casado ha defendido su «renovación tranquila» y en alusión velada a los que hablan de «purga» en las listas, ha afirmado que ha incluido ministros y secretarios de Estado de Mariano Rajoy y de José María Aznar como cabezas de cartel, así como alcaldes, concejales y presidentes de Diputación.

Casado ha puesto en valor que casi la mitad de sus ‘número uno’ sean mujeres y que haya un «equilibrio» entre los que «peinan canas» y los jóvenes. También ha presumido de incluir a personas con un «liderazgo territorial» o «sectoriales», pero también personas de la sociedad civil, en el partido en un momento difícil para ejercer la política. «Es una muestra de lo que es la sociedad española», ha manifestado.

Dado que concurren a las elecciones en un espacio político de centro-derecha «estérilmente fragmentado», ha subrayado la necesidad de «volver a ir unidos para evitar que el PSOE caiga en las garras de los que quieren romper España». «Somos representantes de principios, ideas y valores que han hecho avanzar el país, y que son la vacuna contra los riesgos que amenazan nuestra nación», ha añadido.

Partido «moderado y patriota»

Casado, que ha pedido a los suyos estar «tremendamente orgullosos» del partido y que «nadie pierda el tiempo» en «fake news». «Salimos a abrirnos a toda la sociedad», ha proclamado, para reiterar una vez más que quiere ser el presidente de todos los españoles, tanto de los que votan al PP como de los que no le votan.

«Somos el gran partido centrado, moderado, liberal, patriota, el gran partido que ha sido creado, fundado y ahora renovado para seguir sirviendo a todos los españoles», ha concluido, cosechando un fuerte aplauso de los asistentes. Después, antes de abandonar el recinto, en declaraciones a los periodistas ha subrayado que el PP está «unido, orgulloso de su pasado y sobre todo ambicioso con su futuro».