El lazo blanco situado desde ayer en la fachada de la sede del Departamento de Economía de la Generalitat, que sustituyó a uno anterior de color amarillo, ha sido retirado esta misma mañana, han confirmado a Efe fuentes de esta Consellería. El Departamento dirigido por Pere Aragonés, número dos de Esquerra, ha sido la primero en acatar el mandato de la Junta Electoral Central, que ayer dio un nuevo plazo a la Generalitat para retirar cualquier símbolo partidista de los edificios institucionales.

El departamento de Salut, en manos de la también republicana Alba Vergés, ha sido la segunda consejería en retirar la pancarta en defensa de los presos políticos.

El plazo fijado por la JEC expira a las 15.00 horas de hoy, y los Mossos d’Esquadra son los señalados por la Junta Electoral como responsables de cumplir esta orden. El ultimátum de la Junta Electoral ha generado fuertes tensiones en el seno del Govern, entre quienes defienden mantener el envite al Estado y los que abogan por salvaguardar a los Mossos d’Esquadra de una nueva prueba a su lealtad constitucional.

Por ello la Conselleria de Economía ha optado por que sean funcionarios del propio departamento los que retiren los símbolos políticos de las fachadas, evitando situar a los mossos ante la disyuntiva de desobedecer a la Junta Electoral o aparecer como «ejecutores» de la «represión del Estado» en lenguaje independentista.

Aragonés se escuda en los trabajadores

De hecho, fuentes del Departamento de Aragonés han asegurado que la decisión de descolgar la pancarta ha sido también de los funcionarios. Según estas fuentes, tanto la colocación de pancartas como el resto de acciones llevadas a cabo en el departamento en favor de los dirigentes independentistas encarcelados los han impulsado funcionarios de las Asambleas en Defensa de las Instituciones Catalanas (Adic).

«La Consejería no ha dado ninguna orden de retirar los lazos», han concretado las mismas fuentes, que han subrayado que han sido los trabajadores adscritos a esas asamblea los que han quitado la simbología del edificio público, informa Europa Press.

Borràs: «no daré la orden de retirar la pancarta»

Por contra, la consellera de Cultura y candidata de JxCat a las elecciones generales, Laura Borràs, ha asegurado esta mañana que «no dará la orden» de descolgar la pancarta. Borràs se ha escudado exactamente en la misma expresión utilizada por Quim Torra en su respuesta al informe del Síndic de Greuges -en el que se conminaba a la Generalitat a respetar la neutralidad institucional- para mantener su postura en contra de la Junta Electoral, pero se ha guardado de asegurar que los símbolos independentistas seguirán en la Consellería a su cargo cuando expire el plazo dado por la JEC.

En declaraciones a Ser Catalunya, la consellera ha parafraseado también a Torra asegurando que la JEC se ha convertido en la «junta inquisitorial central», y ha admitido que la Govern «le violenta que se utilice a los mossos contra las instituciones catalanas», avalando así la fractura que esta cuestión provoca en el seno del ejecutivo catalán.