La cuestión del aborto sigue poniendo en aprietos a los miembros del PP cada vez que les cuestionan sobre su postura. En este caso ha sido Adolfo Suárez Illana, quien ha comparado esta práctica con la de los neandertales. «Los neandertales también lo hacían, pero esperaban a que nacieran y le cortaban la cabeza», ha señalado.

Según sus palabras, también en Nueva York se acaba de aprobar una ley «que permite el aborto después del nacimiento, que es curioso». El hijo del que fuera presidente del Gobierno ha explicado su postura al respecto, que pasa por defender el derecho a la vida desde la concepción. «Lo que no es un embrión es un tumor, y si no lo toca acaba siendo un señor con barba como usted o una señora como al que tengo enfrente», ha argumentado.

No obstante, aunque los populares no defienden la ley de plazos, Illana ha expresado que si su partido llega al gobierno no propondrá un cambio de esta ley puesto que el 80% de la población está a favor de ella. Si bien ha dejado claro que 100.000 abortos al año «es una salvajada». Su trabajo, por tanto, es «explicar mi posición al respecto y cambiar esa tendencia».

El PP propondrá, en cambio, una ley de ayuda a la maternidad que ponga «a disposición de la mujer instrumentos para que puedan decidir libremente». En este sentido, ha explicado que la organización en la que él colabora, 90 de cada cien madres a las que ayudan deciden tener a sus hijos.

Más tarde, el candidato popular ha pedido «disculpas» por sus declaraciones. «Después de haber hecho la comparación entre lo que hacían los neandertales con la ley de Nueva York he estado toda la tarde buscando si era correcta o no mi afirmación sobre esa norma», ha explicado. Un despacho de abogados de esa ciudad le ha confirmado que no lo es, ha añadido.

«Cuando uno se equivoca y mete la pata, lo mejor es pedir disculpas», ha matizado el candidato popular, quien ha hecho, además, «una defensa contundente de la vida, aunque la mayoría de la sociedad española no opine lo mismo».