Esquerra Republicana gana las elecciones en Cataluña con 15 escaños, seguido por el PSC con 12 diputados con el 75% escrutado. Los republicanos consiguen así sus dos objetivos, ganar unas elecciones generales por primera vez en Cataluña e imponerse al partido de Carles Puigdemont, JxCat (7), que pierde un diputado de los obtenidos por Convergencia en 2016.

La noticia sería la entrada de Vox en esta comunidad con un escaño, empatando con el PP, que pierde tres escaños según esta primera muestra y sólo coloca a Cayetana Álvarez de Toledo en Cataluña. Cs mantiene los cinco escaños de hace tres años y se queda muy lejos de la victoria electoral en las autonómicas de 2017. Y En Comú-Podem baja al tercer lugar, por detrás de ERC y PSC, empatando con JxCat a siete escaños, cinco menos que en 2016

Se queda fuera la coalición Front Republicá, integrada por una escisión de la CUP, el Partido Pirata y el ex líder de Podem Albano Dante Fachín.

De confirmarse estos resultados, los independentistas habrían ganado seis escaños respecto a los resultados de 2016 con la suma de diputados de ERC y JxCat, pasando de 17 a 23 escaños en el Congreso. El altísimo índice de participación en Cataluña se ha traducido así en movilización del independentismo, que tradicionalmente se abstenía en las elecciones generales. De hecho, este bloque obtuvo casi un millón de votos más en las autonómicas de 2017 respecto a las generales anteriores.

El PSC se impone en Barcelona

Por provincias, los socialistas ganarían en Barcelona, mientras Esquerra se impone por primera vez en Tarragona y gana también en Lleida y Girona, provincias en las que ya se impuso en las generales de 2016. En Girona ERC obtendría tres diputados por dos de JxCat y uno del PSC, que recupera el escaño en Lleida, la única provincia española en la que los socialistas no obtuvieron representación en 2016.

Los republicanos se han impuesto además en la capital de Cataluña. En Barcelona ERC ha obtenido apenas unos 600 votos más que los socialistas, pero la victoria es simbólicamente fundamental, especialmente pensando en las elecciones municipales. Aquí, el PP pierde 70.000 votos que no se corresponden con los 22.000 obtenidos por Vox.

Lo socialistas conservan la circunscripción de Barcelona gracias al «cinturón rojo» que sí se ha volcado con la candidatura de Pedro Sánchez. El PSC se ha impuesto en Hospitalet, Cornellá, Santa Coloma y en los bastiones municipales del PP, Badalona y Castelldefels. En todas estas localidades, además, Podemos y Cs se sitúan como segunda y tercera fuerza y ERC cae al cuarto lugar.

Respecto a las otras capitales de provincia, ERC se ha impuesto en Lleida, seguidos por los socialistas, y en Girona, con JxCat como segunda fuerza. En la ciudad de Tarragona la primera fuerza ha sido el PSC, seguido por ERC.

En 2016 Podemos ganó las elecciones generales en Cataluña con 12 escaños y un 24,5% de los votos, aunque todas las encuestas daban esta vez como ganadores a Esquerra, seguidos muy de cerca por los socialistas. Hace tres años ERC fue la segunda fuerza con 9 escaños y ganó en las provincias de Lleida y Girona, mientras el PSC quedó tercero con 7 escaños, superado en sus bastiones de Barcelona y Tarragona por el partido de Pablo Iglesias.

Crece la participación

La elevada participación en Cataluña -con un 77% ha votado un 11% más que en 2016- ha sido una tónica de la jornada electoral. Un aumento de la participación que se ha traducido en la movilización del electorado independentista, que tradicionalmente se abstiene en las elecciones generales.

Tanto la portavoz de ERC, Marta Vilalta, como la de JxCat, Miriam Nogueras, se han felicitado por esa gran participación, de «niveles históricos» ha destacado la republicana. «Esto iba de defender la democracia y hemos visto que la ciudadanía ha salido masivamente a hacer que vuelvan a hablar las urnas».

Junqueras y Romeva, mensaje de optimismo desde prisión

Vilalta ha trasladado además el mensaje de Oriol Junqueras y Raül Romeva, que minutos después de las ocho han telefoneado desde la prisión de Soto del Real. Un mensaje de optimismo por la alta participación. «Están expectantes y muy animados y confiados con lo que saldrá esta noche».