Interventores del PSOE han denunciado este domingo que el diputado nacional de Podemos, Diego Cañamero, ha pasado toda la mañana repartiendo votos de la formación morada en el colegio electoral de El Coronil (Sevilla). Los interventores socialistas habrían alertado a la Guardia Civil, que se ha personado en el local y ha requisado una mochila a Cañamero, según ha informado esta tarde ABC.

Este extremo ha sido totalmente desmentido por el diputado. Fuentes de la formación morada aseguran que a Cañamero no le han requisado ninguna mochila.

Según el relato de los interventores recogido por ABC, Cañamero ha pasado el día sentado en un banco a la entrada del colegio, cargado con una mochila rosa «llena de votos» que repartía a los votantes que iban entrando al recinto. Cañamero se presenta como candidato a alcalde de esta localidad sevillana en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

Los interventores del PSOE aseguran que este domingo procederán a denunciar a Cañamero, que ha permanecido en el colegio electoral tras serle requisada la mochila. Y aseguran que no es la primera vez que Podemos mantiene actitudes similares en este pueblo: un juzgado Penal de Sevilla juzgó en mayo a dirigentes del SAT y miembros de la agrupación local de Podemos por los mismos hechos en las generales del año 2015.