«Al final, esto es lo que parece, si ni siquiera en debates electorales rechaza posibilidad de indultar a los presos y le dice a Junqueras no te preocupes es que hasta 26M van a ocultar lo que ya han pactado, escaños en una investidura por indultos». Pablo Casado está convencido de que la breve conversación mantenida ayer por Pedro Sánchez y Oriol Junqueras durante la sesión constitutiva del Congreso es la prueba del pacto oculto entre socialistas y republicanos para la legislatura. Pacto que pasaría por el indulto a los procesados por el 1-O y la declaración de independencia.

Con 175 escaños, los votos que obtuvo Meritxell Batet para ser escogida presidenta de la Mesa, «Sánchez no puede ser investido» ha insistido Casado. «O repite elecciones o tiene que pactar con los independentistas».

Una situación sin vuelta atrás, ante la que el líder del PP ha advertido de que «los españoles no se merecen un Gobierno que oculta la verdad con un disfraz de falsa moderación que ya nadie se cree». Casado ha tachado de «inaceptable» esta posibilidad y ha reclamado claridad al PSOE.

Perjurio y suspensión de los procesados por el 1-O

El líder del PP ha señalado además sus dudas sobre la validez de el acatamiento de la Constitución con fórmulas «imaginativas» realizado ayer por los diputados independentistas, procesados o no, poniendo en duda que hayan adquirido efectivamente la condición de diputados. Para Casado, las fórmulas empleadas no cumplen con el requisito legal, por lo que los diputados independentistas que juraron «como presos políticos», «por la república catalana» o por «el mandato del 1-O» no deberían ser tenido por tales.

Por ello, Casado ha insistido en la petición a la Mesa para que revise esos juramento y, en su caso, obligue a los electos a repetirlos. Es lo que el PP ha reclamado a la nueva Mesa en un escrito registrado ayer, en el que los populares piden que se rivese cada uno de esos juramentos.

El PP registró dos escritos más. En el segundo, se exige a la Mesa que, en caso de considerar válidos esos juramentos, suspenda a los diputados procesados por el Tribunal Supremo y en prisión provisional, en base a la Ley de Enjuiciamiento Criminal y del propio reglamento del Congreso. El tercero, reclama que el Congreso regule la fórmula de acatamiento de la Constitución de los diputados electos, para evitar nuevos «espectáculos».

En este contexto, el líder del PP se ha preguntado si estos juramentos pueden ser constitutivos de un delito de perjurio. «Vamos a analizar la figura del perjurio, si jurar sabiendo que lo haces falsamente, es constitutivo de reproche penal» ha advertido.

Casado ha lamentado además que los presos quebrantaran las instrucciones del Tribunal Supremo el lunes, cuando aprovecharon el trámite de registro y recogida de credenciales para grabarse en vídeos que después distribuyeron en redes sociales como parte de su campaña electoral. El líder del PP ha reclamado que la Fiscalía analice esos vídeos, tras acusar al Gobierno de presionar al Ministerio Público para evitar enfrentamientos con el independentismo.

«Espero que el PSOE responda a estas cinco peticiones antes de las urnas» ha concluido, «sino durante cuatro años Pedro Sánchez pensará que tiene patente de corso». Por ello, ha pedido apoyo a los electores el próximo domingo para «poner vallas» a esa vía emprendida por los socialistas y que «por lo menos no puedan pactar con los independentistas y tengan que dar explicaciones» sobre su  estrategia de pactos.