Política

Casado avisa: "O se refunda el centro-derecha o no ganaremos las elecciones"

Vuelve a apoyarse en García Egea y Maroto para abordar el complejo escenario de pactos postelectorales

Pablo Casado durante su comparecencia pública

Pablo Casado durante una comparecencia pública EFE

Pablo Casado ha dado por finalizado un ciclo político que comenzó en 2011 y en el que el PP «ha tenido un declive de apoyo electoral». Y se ha terminado ese ciclo porque «somos el único que ha crecido respecto al mes pasado», en alusión a las elecciones generales donde sacó sólo 66 escaños. Entiende Casado que este domingo arrancó «la remontada» y que es necesario «incrementar ese apoyo electoral para liderar España y volver al gobierno cuanto antes», pero para ello es necesario «refundar el centro derecha o no ganaremos las elecciones».

En una comparecencia pública tras la reunión del comité ejecutivo nacional de su partido, ha explicado que aunque ese crecimiento existe, «para nosotros es insuficiente». En un prolijo análisis de los resultados que ha realizado el secretario general popular, Teodoro García Egea, las razones por las que muchos ciudadanos han cambiado de partido «no ha sido imputable a los distintos candidatos» sino que existen unos «puntos débiles» o la teoría de las tres «ces» , esto es: corrupción, Cataluña y crisis económica.

Casado espera consolidar su proyecto en este ciclo de «cuatro años»

Ese ha sido el lastre de los populares hasta ahora, pero a partir de este momento «comenzamos la reconstrucción y refundación de nuestro espacio electoral, conscientes de nuestras debilidades y de que el ciclo electoral de cuatro años nos permite consolidar el proyecto», dando por hecho que Pedro Sánchez será investido presidente del Gobierno.

Asumiendo que esta refundación no es igual a la que pusieron en marcha Manuel Fraga y José María Aznar, entiende Casado que, o se aborda, «o no ganaremos las elecciones que vengan por delante. O tendemos a una reconstrucción o será difícil ser una alternativa de gobierno».

Tras aferrarse a datos como el hecho de que duplican en votos a Ciudadanos, sin sorpasso posible, al que sacan catorce puntos, más los veinte que aventajan a Vox, el PP puede gobernar en Madrid, Murcia, Castilla y León, Aragón y Navarra y ser decisivos en Canarias. También pueden hacerse con el bastón de mando de 23 capitales de provincia, dos más que en 2015. Teniendo en cuenta que ya gobiernan en Galicia y Andalucía «representamos a 20 millones de españoles». Además, en apenas un mes, han crecido un 5 por ciento y ganado 700.000 votos. «Aún así no nos conformamos», ha sentenciado.

El PP presentará a todos sus candidatos, sin intercambio de cromos

Casado ha admitido que a diferencia de lo que pasó en Andalucía la política de pactos «va a ser más complicada». Ya ha nombrado una comisión negociadora que estará formada por su secretario general, Teodoro García Egea, y su vicesecretario de Organización, Javier Maroto, los mismos que cerraron el acuerdo para la Junta de Andalucía. A ellos se incorpora Ana Beltrán, la presidenta del PP de Navarra. Ambos quedan reforzados tras las dudas que surgieron por los malos resultados de las elecciones generales.

El PP va a presentar a todos sus candidatos a las locales y autonómicas en las que el centro-derecha sume, sin intercambio de cromos. Los acuerdos pasarán por discutir contenido, programas y configuración de gobiernos y si otros partidos «prefieren acuerdos de legislatura, investidura o de gobierno», sin especificar qué hará si Vox quiere entrar, por ejemplo, en el gobierno de la Comunidad de Madrid.

La «ultraderechista» Vox

Al interrogante de si Vox ya no es de «ultraderecha» ha replicado que la definición de Vox «es la que ellos han hechos siempre. Se sitúan a la derecha del PP y eso no es peyorativo». Y en cuanto al modelo de colaboración futura ha puesto de ejemplo el pacto andaluz en la medida en que este «demostró que el PP no tuvo que renunciar a ninguno de sus principios, valores o líneas programáticas».

A la espera de terminar de abordar todo el proceso de negociaciones, de configuración de los ayuntamientos y de las Comunidades autónomas, así como del Parlamento Europeo, ha decidido dejar en funciones a sus actuales Grupos Parlamentarios en el Congreso y en el Senado. En la Cámara Alta proseguirá, al menos durante una temporada, Ignacio Cosidó. En el Palacio de la Carrera de San Jerónimo y habida cuenta de que Dolors Montserrat ha sido elegida eurodiputada, dirigirá el Grupo el secretario general del mismo, José Antonio Bermúdez de Castro.

El líder del PP recuerda que tiene un mandato para cuatro años

No será hasta una Junta Directiva Nacional dentro de un mes en que se aprueben los nuevos nombramientos y, también, los pactos postelectorales, según ha explicado Casado en rueda de prensa.

En cuanto a la salud de  su liderazgo, el presidente del PP recuerda que tiene un mandato de primarais para cuatro años y entiende que cuenta «con el respaldo de las direcciones territoriales» con cuyos dirigentes almorzaba hoy en un ambiente muy distintos  al de hace un mes.

Comentar ()