Política

El Parlamento Europeo prohíbe la entrada a Puigdemont y Comín

"43 años después de la muerte de Franco son los estándares españoles los que imperan en las instituciones europeas", asegura el ex 'president'

Carles Puigdemont, candidato de Junts en las elecciones europeas.

Carles Puigdemont, candidato de Junts en las elecciones europeas. EFE

El Parlamento Europeo ha impedido la entrada en sus instalaciones de Carles Puigdemont y Toni Comín, candidatos de Junts per Catalunya en las pasadas elecciones europeas y huidos de la justicia española. Los dos políticos, que acudían esta tarde al Welcome Village de la Eurocámara, se han encontrado con que las autoridades de la institución han vetado su entrada.

En Twitter, el ex president ha dado su versión: «Pensábamos que después de la muerte de Franco el objetivo era llevar los estándares europeos en la nueva democracia española. 43 años después son los estándares españoles los que imperan en las instituciones europeas. ¿Y aún se preguntan por las razones del retroceso democrático en Europa?»

El resto de futuros eurodiputados españoles sí han podido acceder al edificio para recoger una autorización temporal de un mes que les permite comenzar a instalarse en Bruselas. Según informa El Diario, junto a los nombres de Puigdemont y Comín aparecía una cruz que vetaba su acceso al edificio. El Parlamento Europeo les ha exigido presentarse allí con el acta, que se recoge en Madrid el día 17 de junio, tras jurar la Constitución ante la Junta Electoral Central.

Tanto Puigdemont como su defensa jurídica llevan meses insistiendo en que Carles Puigdemont sería inmune ante la justicia española desde la misma noche electoral, y que por tanto podría regresar a España para recoger su acta de eurodiputado sin temor a ser detenido. El Parlamento Europeo ha negado esa interpretación en reiteradas ocasiones y asegura que la inmunidad no existe hasta la sesión de apertura, que se celebrará a principios de julio.

Otros políticos españoles que concurrían en las listas europeas el pasado 26-M, como el expopular José Ramón Bauzá, candidato ahora de Ciudadanos, sí han podido recoger sin problemas esta acreditación, pese a que nadie ha jurado todavía la Constitución y por tanto nadie tiene aún el acta en su posesión ni la condición de eurodiputado.

El Parlamento basa su decisión en que, mientras que no hay ninguna duda de que el resto de eurodiputados obtendrán sus actas cuando sean requeridos por la Junta Electoral, hay muchas más incógnitas sobre lo que acabará ocurriendo con Puigdemont y Comín. Así, la Eurocámara se reserva el derecho de admitir dentro de su edificio a cualquier persona hasta «asegurarse de que ha obtenido el acta».

La justificación

La decisión ha sido tomada por la secretaría general de la Eurocámara, que todavía está presidida por el popular italiano Antonio Tajani. En la nueva Eurocámara que resulte de las elecciones del 26-M, las tres grandes familias europeas -populares, socialistas y liberales- seguirán teniendo mayoría y el control sobre la institución.

Precisamente han sido varias cartas a Antonio Tajani por parte de PP, PSOE y Ciudadanos las que han impedido el acceso de Puigdemont y Comín al edificio. Los tres partidos han recordado al presidente de la institución la situación procesal de Carles Puigdemont y las dudas jurídicas sobre si finalmente podrá recoger, o si recogerá, su acta de eurodiputado tras pasar por Madrid. Teniendo eso en cuenta, solicitaban a Tajani que evitase enfangar más todavía la situación permitiendo a Puigdemont obtener una acreditación temporal sin efectos legales pero que habría generado grandes complicaciones políticas.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Para ello, cabe tener en cuenta el procedimiento que se sigue en estos casos. El Parlamento Europeo, basándose básicamente en informaciones periodísticas, invita a los futuros eurodiputados a conocer la institución y comenzar a agilizar trámites posteriores, como cuentas de correo electrónico y fotografías. Además, se les explica la distribución de espacios y la dinámica de la Cámara. Los eurodiputados, sin embargo, no lo son hasta que las juntas electorales nacionales no comunican los resultados oficiales -en España ni siquiera se ha hecho el recuento definitivo aún- y los políticos juran sus cargos.

Habitualmente este es un trámite que se da por automático, pero las circunstancias particulares del caso de Puigdemont y Comín generan muchas dudas jurídicas y por tanto no habría resultado prudente adelantar ningún trabajo de este tipo.

Comentar ()