La dirigente de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha comparecido tras su ronda de consultas con el rey Felipe VI para colocar nubarrones sobre la investidura de Pedro Sánchez. Oramas ha subrayado el veto de su partido a Podemos, en cualquier formato. Ni gobierno de coalición ni acuerdo “programático” que condicione el plan de gobierno del PSOE, al que sólo acepta en solitario o apoyado en la investidura por Ciudadanos.

“Si vamos a otras elecciones generales, pues vamos”, ha dicho la cabeza de lista de Coalición Canaria tras pasar por Zarzuela. Un aviso preocupante para Sánchez, que ahora mismo se enfrenta a una aritmética muy compleja para lograr alcanzar Moncloa, toda vez que por el momento está descartado que ERC o Junts per Catalunya faciliten su investidura.

Con ese escenario, las únicas opciones de Sánchez pasan o por el apoyo de Ciudadanos o por el apoyo de Podemos, Compromís, el PNV, el Partido Regionalista Cántabro, Coalición Canaria y Navarra Suma. Sin embargo, ese es un campo de batalla con intereses cruzados y vetos interpuestos: ni Coalición Canaria quiere compartir espacio con Podemos, ni Navarra Suma se sentiría cómodo en un acuerdo que incluyese al PNV, con el que pelea duramente en Navarra con el gobierno foral en juego.

Sánchez ‘ya nos engañó’

En este sentido, la negativa total de Oramas a cualquier acuerdo del PSOE con Podemos impediría a Sánchez sumar más de 173 diputados. Por tanto, perdería tanto en primera vuelta como en segunda, salvo que ERC, Junts per Catalunya o EH Bildu acaben regalando una abstención que actualmente parece improbable.

“A mi me gustaría empezar ya porque hay muchos temas pendientes”, ha dicho la dirigente canaria, que ha reclamado un gobierno “cuanto antes”, pero ha asegurado, bromeando que son PP, Ciudadanos y Podemos “los que tienen el balón en su tejado de si les interesa o no ir a nuevas elecciones”.

“¿Nosotros? A lo mejor hasta mejoramos resultados y sacamos tres, que nos quedamos a muy poquito”, ha dicho Oramas, que ha sido dura con el rumbo de la pasada legislatura de Pedro Sánchez: “Ya nos engañó hace diez meses. Yo me abstuve en la moción de censura y le di un voto de confianza al gobierno socialista. Nos engañó”, ha subrayado, recordando que los compromisos adquiridos con las Islas Canarias no se cumplieron y que parte de los recursos prometidos acabaron transfiriéndose “a Cataluña”. En esta ocasión, ha dicho Oramas, cualquier apoyo al PSOE “para dar estabilidad” se producirá tras la firma de un compromiso “por escrito” sobre la transferencia de estos fondos.